Zonas como la Despensa, Compartir, San Mateo y Altos de Cazucá enfrentan un alto riesgo de violaciones a los derechos humanos por sus condiciones de vulnerabilidad. Esto se corrobora en el último informe de Medicina Legal que indica que en los últimos tres meses han sido reportadas 27 denuncias por desaparición en el municipio de Soacha.


La Comisión Intersectorial de Alertas Tempranas puso en alerta a organismos, como la Defensoría del Pueblo, sobre posibles violaciones a los derechos humanos en el municipio cundinamarqués, ubicado en el límite sur con Bogotá, esto no solo por el número de desapariciones recientes, sino por las cifras de homicidios.

Como parte de las cifras, las cuales prenden las alarmas entre las autoridades, está la muerte violenta de 39 personas, de las cuales 20 fueron cometidas con arma de fuego y 18 con arma cortopunzante, según el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses.

En el balance, zonas como la Despensa, Compartir, San Mateo y Altos de Cazucá tienen alto riesgo de violaciones a los derechos humanos, pues tienen condiciones de vulnerabilidad por condiciones socio-económicas adversas.

«Esta situación coincide con la victimización entre los jóvenes. En ambos casos, la mayor proporción de asesinatos se dio en el rango entre los 20 y los 29 años (40%)», reveló la Defensoría, añadiendo que durante el 2015 ha sido reportada la desaparición de al menos 96 habitantes de este municipio de los cuales se desconoce el paradero de al menos 20.

Como parte de la situación, la Defensoría reveló que en el municipio persiste la presencia de grupos armados ilegales, “los cuales a través de otras estructuras de delincuencia común conocidas como ‘puntos’, ‘parches’ o ‘combos’, causan zozobra».

El expendio de alucinógenos, sicariato, cobro de extorsiones y las ‘limpieza social’, son otros de los fenómenos que agravan el panorama en la región que colinda con Bogotá.

Apoyo: www.redmasnoticias.com