Luego de amanecer esta mañana entre el lodo, los habitantes de este sector de la comuna cinco aseguran que la causa de la inundación de anoche son las obras complementarias que se desarrollan actualmente en los alrededores del Comando de Policía de Soacha, que según indican ha alterado su sistema de Alcantarillado impidiendo que las aguas negras sean evacuadas.


clásica-ciclismo-soacha

clásica-ciclismo-soacha

Los vecinos de Nuevo Colón coinciden en afirmar que si bien es cierto que los problemas de inundación han existido desde hace aproximadamente cuatro años, anteriormente no había riesgo de afectación para las viviendas porque las redes de Acueducto y Alcantarillado tenían la plena capacidad de evacuar las aguas lluvias para evitar que estas ingresaran a las viviendas o se rebosaran por las cañerías de los baños, lavaderos y cocinas.

Sin embargo, ahora la comunidad manifiesta que desde que se empezaron a realizar los mencionados trabajos (coincidencialmente de adecuación del Acueducto y el Alcantarillado para habilitar las vías de acceso) y con la llegada de la nueva temporada invernal, los perjuicios para ellos no se han hecho esperar.

“En este momento tenemos las calles totalmente llenas de barro, un olor que va a causar enfermedades para nosotros y un sinnúmero de dificultades. Aunque hace poco nos ayudaron a evacuar el agua, continuamos en época de lluvias y eso va a hacer que los problemas continúen por mucho tiempo más. Esta mañana vino un grupo de la Policía porque se dieron cuenta de que la emergencia salió registrada en los medios de comunicación, pero lo cierto es que cuando esto sucede nadie viene a ponerse al frente de esta situación. Es claro que el barrio se inunda a causa de unos arreglos que se están haciendo en el edificio del nuevo Comando de Policía, debido a eso las aguas se están reposando acá, por culpa de estos trabajos que adelantan, que por cierto no han tenido agilidad en su realización”, explicó Diana Barreto, habitante de Nuevo Colón.

Barreto agregó que les ha tocado colocar muros de contención para que no se meta el agua en las casas y señaló que en este momento no están recibiendo ayuda de nadie, teniendo en cuenta que la situación no es de ahora sino de hace mucho tiempo atrás.

“La situación es grave porque ya empezaron los problemas sanitarios y los olores ya se pueden sentir. Estas son aguas negras y la inundación fue terrible, todas las casas del conjunto fueron afectadas, no hubo una sola que se salvara, además el agua se entra por las puertas y se devuelve por los sifones, entonces no hay forma de que uno se salve de la inundación, los malos olores y todo lo demás. Hoy ya pasó una máquina y ‘raspó’ el lodo que había ahí, pero el problema sigue, y la cuestión es que apenas caiga otro aguacero como el de anoche nos vamos a volver a inundar por culpa de la construcción que adelantan en el Comando de Policía”, expresó Lucila García.

Aunque por ahora la situación está controlada, la comunidad de Nuevo Colón permanece con la preocupación a cuestas por no saber en qué momento se presente una nueva tormenta que inunde de nuevo sus viviendas.