Con gran éxito se realizó el primer encuentro de socialización sobre los avances en la exploración, la recuperación y monitoreo arqueológico la hacienda Terreros. Cada vez son más los Suachunos que se ponen la camiseta por la salvaguardia de su patrimonio.


Es el patrimonio toda expresión que define la identidad de los habitantes de un territorio y que es merecedora de preservarse por su importancia como legado de la constitución de dicha identidad. Izando esta bandera es que diversos actores han decidido involucrarse en el proceso de salvaguardia del patrimonio cultural del municipio.

Fue por eso que el pasado sábado 9 de junio en el cuarto piso de la casa de la cultura del Soacha, se desarrolló, el evento denominado como Primera jornada de socialización del trabajo de prospección, rescate y monitoreo arqueológico para las áreas perimetrales del proyecto “construcción de una infraestructura educativa tipo a ubicada en el sector de San Mateo II en el municipio de Soacha. La actividad estuvo dirigida por el grupo de especialistas contratado para el debido manejo de la evidencia arqueológica hallada durante la excavación en los predios de la llamada hacienda Terreros y contó con el apoyo de los vigías del Patrimonio cultural y la dirección de Cultura

Al evento asistieron habitantes del común, trabajadores, amas de casa, estudiantes y docentes de los distintos colegios del municipio y de la Universidad Distrital, los aprendices del proyecto de Guianza Turística del Sena, así como miembros de las entidades municipales; todos interesados en cual va a ser el futuro de la Hacienda Terreros y de los hallazgos realizados en la misma. Se contó además con la presencia del Instituto Colombiano de Antropología e Historia Natural (ICAHN).

Los avances presentados fueron claros, así como los objetivos del evento, los asistentes no solo pudieron escuchar de boca de los investigadores sino que tuvieron acceso a una completa galería fotográfica que daba cuenta de los hallazgos de los que se hablaba, así como de las vicisitudes que se han generado en el proceso. El encuentro también sirvió para reconocer la labor de los ciudadanos de a pie que vinculados al grupo de Vigías del Patrimonio Cultural vienen trabajando por este y otros proyectos, es de recordar que fueron los mismos quienes hicieron la primera denuncia ante el ICAHN como lo afirmó una delegada de la entidad.

Entre los hallazgos presentados están los restos óseos de indígenas, artefactos como asas de cerámica precolombina, una vasija globular en cerámica indígena en excelente estado de conservación, agujas en hueso muisca, losa colonial para suelo, un plato de cerámica, un plato de bronce bañando en plata con grabados de la época en perfecto estado, varios fragmentos de vidrio de la época colonial y republicana, una prótesis dental elaborada con resina y dientes naturales, una cuchara de cobre, un botella de vidrio inglesa, entre otros.

La comunidad dejó en claro que sigue en espera de que se instale en el sitio el museo municipal de historia en el cual se ubicarían todas estas piezas arqueológicas, porque simplemente ya no quieren que la custodia de este tipo de bienes quede en manos de la gente «cachetuda» de Bogotá que se las lleva a adornar sus vitrinas, además esperan que el museo cuente también con una biblioteca que tanta falta hace en el sector de San Mateo. Por su parte uno de los docentes del SENA expresó su intención de trabajar desde su experiencia en un proyecto de turismo responsable para el municipio, propuesta que estaría conformada por los directamente implicados, es decir por la ciudadanía.

Surge una nueva preocupación por el fenómeno de la acelerada urbanización y el control nulo sobre el manejo arqueológico de los posibles hallazgos en las excavaciones de los proyectos, se denunció la quema de restos fósiles en las obras para así evitar el papeleo y se evidenció la desatención de los entes encargados de hacer seguimiento en el proceso.

Los encargados de la presentación por parte del grupo arqueológico se comprometieron en público a entregar el informe final del estudio a más tardar en tres meses y el ICAHN dejó en claro que la entidad está presta a atender las respectivas denuncias sobre daño patrimonial y apersonarse de los procesos en aras de responder a los intereses comunes y de cumplir la normatividad vigente.

Los Vigías del Patrimonio de Soacha extienden la invitación a todos los actores sociales del municipio a que se vinculen con esta iniciativa, las reuniones del grupo se realizan cada viernes a las 6:30p.m. en la casa de la Cultura.