Un plan de control a los puentes peatonales de la Autopista tiene previsto la secretaría de gobierno del municipio. Sin comprometerse con fechas concretas, el titular de la dependencia, Óscar Giovanni Ramírez, dijo que hacia finales de junio se lanzará la estrategia que incluye la instalación de una carpa con agentes de policía en cada sitio.


Como una forma de brindar seguridad en los puentes peatonales y recuperar el espacio público, la secretaría de gobierno lanzará el plan control. “Nosotros iniciamos el proyecto piloto con la instalación de una carpa de policía en el puente de la calle 22; ahora lo que vamos a hacer es que en cada puente se instalará una para que las personas lleguen seguras a sus casas en las noches y con tranquilidad se desplacen hacia sus hogares”, dijo el secretario de Gobierno.

Pero además de brindar seguridad, lo que se busca es recuperar el espacio público que ha sido invadido por los vendedores ambulantes. “Vamos a instalar un punto de información y a impedir que se instalen ventas cerca a los puentes”, añadió.
Otra de las estrategias de la Secretaría de Gobierno es el plan de reubicación de vendedores ambulantes que históricamente han ocupado los territorios y de los cuales ya se tiene un censo.

“En este momento se está desarrollando el proyecto a un costado del conjunto Portal de Casa linda, allí lo que vamos a generar es una plazoleta de intervención que permita comunicar Ricaurte con San Mateo para que sea un centro de paso y se pueda reubicar a los vendedores ambulantes en condiciones dignas y que los que venden alimentos tengan su certificado de manipulación”, añadió.

En cada carpa harán presencia auxiliares bachilleres, auxiliares regulares y policía armada, quienes estarán apoyados de avanteles para que estén comunicados de forma directa con la estación de policía en caso que requieran apoyo. “La idea es que este plan lo podamos lanzar más o menos en mes y medio con toda la comunidad, pero también hace parte de una estrategia que traemos para controlar estas zonas”.

Los horarios en los que estará presente la policía en los puentes aún no se ha definido. “Nosotros ya tenemos un mapeo y sabemos a qué horas ocurren los eventos de inseguridad, la idea es que los uniformados puedan estar presentes en los puntos críticos cuando la gente salga o llegue de su trabajo o universidad”, sostuvo.

Para el caso específico del puente San Mateo, lugar donde se vende comida al lado de unos baños públicos improvisados, el secretario dijo que se instalará la carpa y se continuará trabajando con la inspección quinta en el tema. “Hay que ser claros que no queremos vulnerarle los derechos a nadie, si hay vendedores que están allí dentro del censo que tiene la Dirección de Desarrollo Económico, pues lo que vamos a hacer es esperar que esté el proyecto en Casa Linda para retirarlos y pasarlos allá. Los que no, tendrán que salir de ahí”, finalizó.

En cuanto a los puestos de comida, aseguró que articulará una visita con la Secretaría de Salud para verificar las condiciones y tomar las medidas respectivas.