La Empresa de Acueducto de Bogotá lleva más de un año trabajando y ahora suspendió la obra por la muerte de un trabajador. Residentes denuncian retrasos en la construcción del alcantarillado.

José es uno de los habitantes del sector San Rafael de Ciudadela Sucre, comuna cuatro de Soacha, que se ha visto afectado por los retrasos de la construcción del alcantarillado por parte de la Empresa de Acueducto de Bogotá. Él manifiesta que las obras llevan más de un año de ejecución y que no han visto mayores resultados. Al contrario, lo que han evidenciado es que “abren huecos que al otro día tapan y que luego vuelven a destapar”.

La comunidad manifiesta que hace algunos días uno de los trabajadores falleció en la misma obra, posteriormente retiraron la maquinaria, los obreros dejaron de trabajar y no dieron ningún comunicado al respecto.

Puede recordar:  Indignación por muerte de joven que trabajaba en obras del acueducto en Ciudadela Sucre, Soacha

Gloria es otra de las habitantes que deja ver su descontento, indicando que los retrasos en la construcción del alcantarillado han provocado que se rebose el agua. Adicional, muchas personas no han podido salir de su lugar de residencia, debido a los huecos que dejan frente a ellas.

Es constante observar huecos frente a las viviendas

Hay que mencionar que, aunque este sector cuenta con servicio de acueducto, es demasiado intermitente, teniendo en cuenta, que como ellos mismos lo manifiestan, frecuentemente les están suspendiendo el servicio para llevar a cabo las obras.

Así mismo, denuncian que en consecuencia a los huecos que han sido abiertos, tanto el agua limpia como el gas se encuentran expuestos. De hecho, es común que los excrementos se mezclen con el líquido vital ocasionando un problema de salubridad.

José recuerda que la misma comunidad, años atrás, había gestionado la pavimentación del sector, en la actualidad todas las vías se encuentran averiadas y sin resultados positivos para la construcción del alcantarillado.

Los daños a las viviendas son recurrentes

Pricelia, habitante del barrio San Rafael de Ciudadela Sucre desde hace 33 años, considera que el alcantarillado que existía anteriormente era mejor, pues asegura que ahora es común que las alcantarillas se “tapen y arrojen aguas negras”.

Por otro lado, aunque los trabajadores ya regresaron a la obra, no han podido retomar la construcción del alcantarillado, pues a muchos no les han pagado y no cuentan con ACPM para la maquinaria.

La comunidad del barrio San Rafael de Ciudadela Sucre hace un llamado a la Administración Municipal y a la Empresa de Acueducto de Bogotá, para que se retome la construcción del alcantarillado lo más pronto posible. Pues aseguran que todos los huecos que han sido abiertos en el sector, pueden provocar un accidente debido al gran flujo de niños y adultos mayores que transitan en esta zona.

Por Cristhian Cañón Ramos