El excomandante de la Policía de Soacha, Luis Felipe Montilla Barbosa y el exjefe de la Oficina de Orden Público del DAS, Manuel Antonio González Henríquez, fueron citados por La Fiscalía 39 especializada de la Unidad de Análisis y Contexto. El juicio se realiza por la presunta participación y conocimiento que los sujetos tienen de los hechos que rodearon la muerte del precandidato liberal en el año 1989.


Estos uniformados tendrán que responder por los delitos de homicidio con fines terroristas y tentativa en los hechos que rodearon la muerte de Galán Sarmiento, un detective del departamento de inteligencia que hacía parte de su esquema de seguridad y un concejal de Soacha.

En la formulación de acusación se señala a los dos uniformados como partícipes del delito de tentativa de homicidio en calidad de coautores del detective del DAS, Pedro Nel Bonilla Angulo, quien resultó gravemente herido durante el intercambio de disparos.

La Unidad de Análisis y Contexto igualmente llamará a versión libre al coronel en retiro Gustavo Adolfo Leal Pérez, quien para la época de los hechos fungía como comandante de la Policía de Cundinamarca; el general (r) Argemiro Serna Arias, quien era subcomandante del comando de Policía de Cundinamarca y el mayor Gentil Vidal Sardia quien era comandante operativo de ese mismo comando.

Igualmente también fue citado a versión libre el mayor en retiro José Fernando Calvache quien para la época de los hechos materia de investigación fungía como jefe de la Sijín en Cundinamarca.

“La investigación que viene realizando la Fiscalía ha permitido revisar todo los expedientes relacionados y todo el recaudo probatorio de estos 24 años de investigación”, precisó el vicefiscal General, Jorge Fernando Perdomo al anunciar los avances logrados por la Unidad de Análisis y Contexto en el desarrollo de estas investigaciones.

La Fiscalía maneja como principal hipótesis que el magnicidio de Galán Sarmiento se debió debido a una alianza criminal entre paramilitares, narcotraficantes, algunos representantes de sector económico y político, así como representantes del Estado.

“Este plan surgió orquestado desde el Magdalena Medio pero se expandió en poco tiempo por todo el territorio nacional que llevó incluso al magnicidio de otras personas. Se ha encontrado un sinnúmero de coincidencias del doctor Luis Carlos Galán, Bernardo Jaramillo Ossa y de Carlos Pizarro Leongómez. Es claro para la Fiscalía que estas personas constituían alternativas políticas nuevas que luchaban contra el narcotráfico y contra el paramilitarismo en Colombia y que por esto fueron víctimas de estos atentados”, indicó Perdomo.

En el caso del exdirector del DAS, general (r) Miguel Maza Márquez, la Fiscalía General estudia y analiza las 20 sesiones de indagatoria rendidas por el oficial, así como las pruebas solicitadas por su defensa “hecho por el cual no se ha resuelto su situación jurídica. Es un proceso que lleva un fiscal delegado ante la Corte Suprema de Justicia y esperamos que en las próximas semanas se tenga alguna decisión frente a ese caso concreto”.

“Lo que está claro es que esta investigación ha sufrido un nuevo impulso de la mano de Análisis y Contexto (…) Es claro con esta acusación que se hace oficial contra estos miembros de la Policía que la Fiscalía identifica un debilitamiento claro del esquema de seguridad (de Galán Sarmiento) y un debilitamiento de las condiciones de seguridad del momento de forma muy particulares del precandidato presidencial”, precisó Perdmo.

En este caso señaló que existe un gran interés en escuchar a las personas que participaron en la línea de mando de los suboficiales que fueron llamados a juicio “para que manifiesten lo que conocían, lo que les consta o lo que puedan contribuir a esta investigación”.

Cabe aclarar que estas diligencias jurídicas se realizarán los días 10, 11 y 12 de diciembre.

Fuente: Elespectador.com