La noticia fue dada a conocer por el mismo alcalde del municipio, Fabián Linares, quien además dijo que al parecer se trató de un hackeo.

Lo que más preocupa es que, en palabras del alcalde, el dinero ya estaba  comprometido para la ejecución de obras del municipio y se encontraba en tres cuentas en el Banco Agrario de Útica.

“De cada cuenta hicieron distintas transferencias para un total de $54.816.800, parte de estos dineros habían provenido del departamento y serían utilizado para la ejecución de actividades en beneficio de las comunidades de Útica; esto es preocupante porque el municipio no cuenta con recursos suficientes y depende en gran parte de la Gobernación”, aseguró.

Linares añadió que el  traslado  del dinero de las cuentas ocurrió el pasado 4 de noviembre, y que de inmediato se hizo la  reclamación de la reposición del monto sustraído al banco, teniendo en cuenta que  la transferencia se realizó sin la debida autorización del titular encargado de las cuentas, en este caso del secretario de Hacienda y la tesorera.

Finalmente, el mandatario indicó que la denuncia también se hizo a las respectivas autoridades para que investiguen lo ocurrido.