Alarmados se encuentran algunos habitantes de Ciudad Verde ante el incremento de la inseguridad, especialmente el hurto a apartamentos. Si bien las denuncias se habían presentado por la presencia de ladrones en las calles, ahora son los propietarios los que dicen ser víctimas de la delincuencia.


Ciudad Verde se ha caracterizado por ser una ciudadela llena de espacios verdes y estéticamente bien presentada. Sin embargo en la medida que se ocupan los apartamentos, los problemas han comenzado a hacer presencia: invasión al espacio público, falta de rutas de transporte, ausencia de supermercados y presencia de delincuentes, entre otros.

La ciudadela de vivienda, presentada como uno de los mejores macroproyectos del país, ya no es como se presentó inicialmente. Si bien continúa siendo muy llamativa desde el punto de vista estético, muchas de las familias que han llegado son desplazados y con una problemática familiar y de convivencia muy marcada. “A mí la verdad uno de los vecinos casi me pega por el hecho de decirle que recogiera el excremento del perro, la falta de cultura es una cosa muy complicada”, dijo Mariela González, residente de la ciudadela.

Pero a los problemas de convivencia se le suman otros que preocupan a los propietarios. Esta semana, por ejemplo, sus habitantes denunciaron robos a apartamentos sin que nadie se dé cuenta: “No entiendo si uno paga una administración y un sistema de vigilancia, por qué se entran a las viviendas. A mí por ejemplo me rompieron la chapa y se llevaron el computador y unas joyas”, aseguró una residente de Ciudad Verde.

Pero no es a la única persona que le han violentado la puerta del apartamento. Varios residentes han sido víctimas de los delincuentes en horas del día, mientras los apartamentos se quedan solos.

Algunos vecinos aseguraron que los delincuentes están dentro de la misma ciudadela y que los elementos hurtados los trastean a otro apartamento para que los vigilantes no se den cuenta. “Yo lo que creo es que ellos saben que los propietarios salen a trabajar y aprovechan para violentar la chapa y abrir la puerta; así les queda fácil porque los pasillos están solos y los vigilantes se la pasan es en la portería”, manifestó Jesús Antonio Mendieta, residente en la urbanización.

Los problemas de inseguridad se han convertido en el mayor dolor de cabeza de quienes residen en Ciudad Verde, sumado a la invasión al espacio público en algunas zonas verdes y parques del macroproyecto.

Lo cierto es que se anunciaron medidas para evitar que los delincuentes sigan haciendo de las suyas y frenar la ola de inseguridad que los residentes han denunciado ante las autoridades y los medios de comunicación.