Inseguridad dentro del conjunto por los frecuentes robos a los apartamentos, falta de atención de las autoridades a los vehículos que pasan a alta velocidad por la vía principal y el constante parqueo de estos en las noches, son problemas que se han convertido en una pesadilla para sus habitantes.


Hace menos de un año que los habitantes del Conjunto Residencial Oasis de San Mateo enfrentan el problema del paso vehicular por la vía principal, el cual representa un peligro para los habitantes debido al exceso de velocidad con el que transitan los automotores. Ya se han presentado accidentes y algunos estudiantes del colegio el Bosque han sido atropellados.

“Desafortunadamente una cantidad de personas que suben y bajan en motos y carros a altísima velocidad ya han atropellado a varios muchachos, teniendo en cuenta que la salida del colegio está muy cerca. El problema es que tránsito no nos apoya, sigue en la noche ese parqueo de motos, carros, busetas y el ruido a las cuatro de la mañana cuando prender las volquetas no deja dormir a la gente; las autoridades no toman las medidas respectivas a este inconveniente que se presenta por la vía principal, Calle 32, Cra.14 y la 9°, es decir, en todo el recuadro del conjunto”, sostuvo Sandra Paola Montoya, Administradora de Oasis de San Mateo.

El caso será llevado a la Policía de Tránsito, mediante un derecho de petición, donde se pide atención sobre los vehículos que parquean en la noche, la gestión para la señalización y los reductores de velocidad.

“Tenemos problemas porque no hay reductores de velocidad, los carros pasan a máxima velocidad teniendo en cuenta que hace un mes tuvimos un accidente de una niña que fue atropellada por un carro”, argumentó Jenny Hernández, vecina de Oasis.

“Preocupa el aumento de velocidad de los carros y las motos en la vía, dado que por aquí hay muchos niños que envían a mandados y los carros no tienen precaución; el problema es que hay muchos menores que han sido atropellados”, agregó Mary Luz, residente del conjunto.

Por otro lado, los residentes han enfrentado una delicada situación en el último mes: los robos frecuentes a los apartamentos. Esta situación ha llevado a que se tomen medidas de seguridad internamente en cada vivienda, puesto que las autoridades no han prestado atención al problema, por eso los mismos residentes han pedido que se recojan firmas para que sean atendidos directamente por la Fiscalía.

“En nuestro módulo se han presentado en 15 días tres robos, utilizando la misma modalidad; rompen la ventada de la parte superior de la puerta, que mide aproximadamente 25 centímetros, y se llevan lo que puedan sacar por las ventanas. Nosotros pasamos una carta al comando para que hicieran visitas esporádicas, tanto la policía como el Ejército, pero aún estamos esperando”, dijo Mireya Cárdenas, Administradora del módulo A del conjunto.

Para la comunidad de este sector, la atención por parte de las autoridades es muy importante ya que creen que los posibles ladrones están dentro del mismo conjunto residencial, y aseguran que por la falta de atención y trabajo de la Policía Nacional, se siguen presentando los robos.

“De un tiempo para acá se presentan robos, y no se sabe si son personas directamente del conjunto o que vienen de afuera, pero lo cierto es que nos están haciendo bastante daño; en el momento se están cotizando las rejas de la parte superior de las puertas para poder obstaculizar un poco el actuar de los delincuentes”, finalizó Liliana Sáenz, vecina del Conjunto Residencial.