Denuncias dan cuenta de menores de edad que se atraviesan en la vía para hacer detener los vehículos, luego actúan los rompevidrios. Conozca las zonas donde más se comete este delito.

Una de las formas de robar en Bogotá es romper los vidrios de los vehículos para sacar lo que haya en su interior. Cada día son más las denuncias y los casos conocidos de esta modalidad que ‘asusta’ a los conductores que transitan por las vías de la capital.

Pero a las autoridades y conductores les preocupa que hay varias denuncias donde los ciudadanos afirman que los delincuentes están utilizando menores de edad para cometer sus fechorías. Por ejemplo, un ciudadano aseguró que en el  en el puente de la Pichosa, ubicado detrás del hospital de Meissen, un niño se le atravesó, lo hizo frenar, y de inmediato dos sujetos le rompieron los vidrios y le robaron el celular.

Pero no ha sido el único caso conocido donde niños  intervienen en esta clase de hurtos.  Las autoridades dijeron que están tras la pista de estos delincuentes para capturarlos, pero dijeron que estas bandas estarían instrumentalizando a menores de edad.

De acuerdo a la Policía, las zonas donde más casos se han presentado bajo la modalidad de ‘rompevidrios’ son  la carrera Décima, entre avenida Jiménez y la calle Primera, zonas de Ciudad Bolívar, Tunjuelito y Meisses, y en la avenida Boyacá, entre la calle 13 y la avenida de las Américas.

Las autoridades recomendaron no dejar celulares, bolsos ni objetos de valor a la vista, y menos cuando vaya una sola persona dentro del vehículo.

Foto: archivo