Frente al evidente atraso en la ejecución de las obras del Centro de emergencias de Zipaquirá y la actual suspensión del contrato, el alcalde Marco Tulio Sánchez, anunció que el proyecto se debe terminar y que el próximo año se debe ponerse en funcionamiento


Para la ejecución del proyecto del S.O.S o Centro de Reacción a Emergencias de Zipaquirá, que se adelanta en la antigua plaza de mercado del barrio La Esmeralda, se adelantaron dos vínculos contractuales, el segundo de los cuales sólo ha llegado a una ejecución del 10% de las obras contratadas por un valor cercano a los 700 millones de pesos y que se iniciaron en septiembre de 2011.

Con base en este hecho y para avanzar en las obras, el gobierno municipal acordó con el contratista la liquidación bilateral del contrato, espera poder adelantar nuevamente el proceso contractual y reiniciar las obras antes del mes de enero.

Ayer miércoles se adelantó una reunión en el sitio, a la que asistieron el concejal de la ciudad Rafael Nieto Moyano, los directivos de la Defensa Civil, La Cruz Roja, los Bomberos Voluntarios, la Junta de Acción Comunal y los comerciantes del sector.

El propósito del alcalde Marco Tulio Sánchez es terminar las obras inconclusas y además adelantar la gestión de los recursos que se requieren para la finalización completa de la edificación.

Lo que la Administración Municipal ha asumido es la determinación de lanzar un S.O.S para terminar y poner en funcionamiento este Centro Unificado de respuesta a Emergencias.