Saldarriaga no convenció y Cámara dijo no a Soacha como capital de Cundinamarca

El proyecto de Acto Legislativo 215 de 2022 fue archivado, por lo tanto, la Cámara dijo no a Soacha como capital de Cundinamarca. En el Congreso cuestionaron al alcalde Saldarriaga y Cambio Radical celebró la decisión.

Ayer martes se tenía previsto debatir y eventualmente aprobar en la Comisión Primera de la Cámara de Representantes, el proyecto de Acto Legislativo 215 de 2022 que buscaba modificar los artículos 322 y 326 de la Constitución Política para convertir a Soacha en la capital de Cundinamarca.

La sesión de la Comisión Primera se hizo y en el orden del día estaba incluido votar el proyecto de Acto Legislativo, pero lo que se observó es que no había interés de los congresistas de continuar el trámite.   Si bien el alcalde Saldarriaga intervino, lo que se evidenció es que estuvo solo porque los demás invitados que, se supone, iban a defender el proyecto, no asistieron.

Se creyó que la iniciativa estaba respaldada por Asocapitales, pero ayer no fue ni el presidente ni el director ejecutivo, quienes estaban citados en la Comisión Primera; tampoco fue el gobernador Nicolás García, ni la alcaldesa Claudia López ni el representante de la Federación Nacional de Departamentos.

El único que estuvo e intentó defender el proyecto fue el alcalde de Soacha Juan Carlos Saldarriaga porque, si bien durante la sesión llegó Antonio Sanguino, jefe de gabinete de la Alcaldía de Bogotá, el funcionario se limitó a decir que al distrito no le competía opinar o decidir si Soacha debería ser la capital de Cundinamarca.

 “Eso lo deben decidir los cundinamarqueses. Sería una intromisión si nosotros opinamos a favor o en contra; además debe haber un proceso previo de concertación entre el departamento, la Asamblea, Alcaldía de Bogotá, municipios que aspiren a ser capital y las fuerzas políticas para llegar con un proceso de concertación política”, relató Sanguino.  

Lo que se vio al interior de la Comisión Primera de la Cámara es que el país tiene problemas graves y hay otras prioridades legislativas como para ponerse a discutir que Soacha sea la capital de Cundinamarca, incluso algunos lo calificaron como un tema ‘innecesario’.

Al final se presentó ponencia negativa y se solicitó archivar el proyecto, petición que fue aprobada por unanimidad.

Así las cosas, lo que se evidenció es que el alcalde de Soacha no hizo las cosas bien, se quiso saltar los procesos de concertación de los que habló Antonio Sanguino, y el proyecto llegó al Congreso sin ningún soporte ni respaldo político. Así reaccionó Cambio Radical:

cargando...