Además, le robaron la plata del desayuno y el celular, y como si fuera poco, la amenazaron con un arma de fuego. Aquí la historia de otro caso de inseguridad en Soacha.

La inseguridad en Soacha no tiene límites y algunos ladrones actúan de forma descarada y desafiante con sus víctimas. Sin embargo, lo que más sorprende es que a diario se reportan atracos y hurtos, y las autoridades poco y nada hacen para proteger al habitante de a pie.

Un reciente caso de inseguridad en Soacha le sucedió a una joven en el sector de Terreros, comuna cinco de Soacha. Dice que el pasado lunes salió con su mascota a eso de las 6:30 p.m. a comprar lo del desayuno en una panadería que queda a tres cuadras de su conjunto.

“Normalmente salgo a comprar lo del desayuno y cosas para la comida, ese día apenas iba para la panadería cuando dos tipos en una moto paran delante de mí y el parrillero se baja con un arma. Me pide el celular y la plata que llevaba en la mano, y me dice que me quede sana si no quiero que me pegue un tiro. Yo me quedé muda del susto”, narró la víctima.

Diana aseguró que en cuestión de segundos la atracaron, se llevaron el celular y los 20 mil pesos que llevaba para comprar lo del desayuno. Pero no contentos, los delincuentes se llevaron su mascota. “Cuando el tipo tenía el celular y la plata, me dijo que le diera el perro, me jaló la correa, lo alzó y se subió con él en la moto”, agregó.

Lo que dice la víctima es que “todo pasa tan rápido que uno no sabe cómo reacciona, en mi caso me quedé como una estatua muda, la verdad pasaron unos 20 segundos después de que se fueron, cuando volví a la realidad”.

Aunque a Diana no le pasó nada, esta joven de 21 años asegura que quedó afectada sicológicamente porque van dos días que no se saca de su cabeza la escena del atraco, y pidió más presencia policial y estrategias para frenar la delincuencia.

Foto: referencia kienyke