Samuel Moreno recibe condena

La decisión se da cuatro años y seis meses después de que Moreno fue capturado por el ‘carrusel’ de la contratación.


Un Juez de Conocimiento de Bogotá condenó al exalcalde Samuel Moreno Rojas por su participación y conocimiento en irregularidades en un contrato para la prestación del servicio de ambulancias en 2009.

Tras conocer pruebas y testimonios, Moreno fue declarado culpable por los delitos de interés indebido en la celebración de contratos y cohecho. “Hubo una coaptación burda de la estructura del Estado”, señaló el juez.

La Fiscalía demostró que el exmandatario local permitió que el secretario distrital de Salud de ese entonces, Héctor Zambrano, aceptara remuneración económica a cambio de facilitarle a Emilio Tapia, quien ya fue condenado, la adjudicación un contrato.

Con el dinero del contrato supuestamente se comprarían 55 ambulancias y 15 vehículos de respuesta rápida.

El ente acusador estableció que del valor total del contrato, que era de 69 mil millones de pesos, Moreno y su hermano Iván, así como varios concejales, se apropiaron de un 9%, correspondiente a cerca de 6300 millones de pesos.

Asimismo, el ente pidió que sea condenado a 24 años de cárcel debido a la gravedad de sus conductas. La decisión final está en manos de un juez que evaluará el tiempo que tendrá que pasar Moreno tras las rejas.

Durante la audiencia, el juez dijo que “a partir de los testigos de cargo es innegable que permearon al Gobierno y a la administración de Samuel intereses particularísimos, operando desde altas esferas de la capital».

Asimismo, que se presentó una «malversación del sistema de pesos y contrapesos por el direccionamiento de contratos para la prestación de servicios de salud” y que se redujeron los servicios medicalizados para direccionar el contrato.

Este lunes se llevó a cabo la audiencia de alegatos de conclusión, donde la Fiscalía contó con detalles las pruebas y los testigos recibidos. Sin embargo, el exalcalde aseguró que quienes rindieron indagatoria eran “testigos interesados” y con “intereses económicos”.

Se declaró inocente asegurando que “yo como alcalde no cometí el delito de celebración de contratos indebidos y que nunca le dio ninguna indicación al respecto a Zambrano.

Finalmente, dijo que en este tiempo ha pasado por “situaciones muy tristes, no sé de donde saco las fuerzas para soportar tanta maldad y sevicia”.

Fuente: Publimetro.co