Hasta el 31 de enero de 2013 fue ampliada la restricción al porte de armas en espacio público en la ciudad de Bogotá.


La medida, adoptada por la XIII Brigada del Ejército Nacional, mediante la Resolución 009 del 1 de noviembre de 2012, se da en respuesta a la petición hecha por el Alcalde Mayor de Bogotá, quien solicitara en días pasados tres meses más de aplicación de la misma.

Ante esta decisión, el Secretario de Gobierno, Guillermo Asprilla Coronado, destacó la coincidencia con el Gobierno Nacional para motivar una cultura de desarme en la ciudad. “Hay una coincidencia del Gobierno Distrital y el Gobierno Nacional, con el Presidente Santos y el Ministro de Defensa a la cabeza, en esta política de promover el desarme en el Distrito y siempre hemos contado con el apoyo de la Brigada”, puntualizó.

Sobre el mismo tema el Brigadier General Gabriel Hernando Pinilla, comandante de la XIII Brigada del Ejército Nacional, manifestó que se han evidenciado unas “cifras muy positivas”, por lo que “el Ejército considera oportuno aprobar otros tres meses la restricción al porte de armas”.

Frente a la posibilidad de implementar la medida de manera permanente en la ciudad, el alto oficial de las Fuerzas Armadas agregó que “tendrán que mirarse algunos apartes de tipo legal para que sea así. Sin embargo, el Ejercito está dispuesto a prorrogar esta medida cuantas veces sea necesario, si eso mejora la condiciones de seguridad de la ciudad”.

En la actualidad la ciudad de Bogotá cuenta con la tasa de homicidios más baja de los últimos 30 años, con un índice de 16,1casos por cada 100 mil habitantes. Y entre otras de las medidas que han llevado a este positivo resultado, las autoridades distritales cuentan la efectividad del Plan Cuadrantes y la eficiencia de la Policía, la realización constante de operativos focalizados, el control al consumo de bebidas alcohólicas, las restricciones a la circulación de menores en fechas críticas en materia de seguridad para la ciudad, y la restricción al porte de armas.