El Ministerio de Hacienda, desconociendo la Sentencia T-628 de 2012 de la Corte Constitucional, se opone al Proyecto de Ley 032 de 2011 de autoría del Movimiento Político MIRA, que busca brindarle un salario mínimo mensual a cerca de 79 mil madres comunitarias de todo el país.


La Sentencia ordena al ICBF que, de forma inmediata, “inicie, lidere y coordine, un proceso interinstitucional y participativo de diseño y adopción de todas las medidas adecuadas, incluso de carácter legislativo, para asegurar que, de forma progresiva pero pronta, las madres comunitarias de tiempo completo del Programa de Hogares Comunitarios de Bienestar devenguen al menos el salario mínimo legal mensual vigente”.

Así lo denunciaron el Senador Carlos Alberto Baena y la Representante a la Cámara, Gloria Stella Díaz, quienes explicaron que sin mayores argumentos el Gobierno no le da un concepto favorable al proyecto. Según el Ministro de Hacienda: “los recursos que se tienen que destinar a temas salariales de las madres comunitarias ascenderán de un 10% al 31% de los Ingresos del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), teniendo en cuenta las actuales coberturas y servicios prestados por el ICBF, no sería posible incurrir en estos costos adicionales”.

La iniciativa de MIRA, busca restablecer los derechos laborales y sociales de éstas mujeres, fijando unos lineamientos que deben regir la relación contractual entre las Madres Comunitarias y las entidades contratantes.

“Queremos que en Colombia sean reconocidos los derechos laborales y sociales de las Madres Comunitarias como trabajadoras. No remunerar este trabajo es violar principios constitucionales a la igualdad y a la no discriminación”, aseguró el Presidente del Movimiento MIRA, Senador Carlos Alberto Baena.

“Es perverso que mientras el Ministerio de Hacienda defiende a capa y espada una Reforma Tributaria que brinda exoneraciones a las personas más adineradas, de otro lado se oponga a que las Madres Comunitarias, que se han dedicado durante cerca de 25 años al cuidado de los niños de las personas de escasos recursos, les niegue la posibilidad de recibir un salario mínimo”, señaló la Representante Gloria Stella Díaz.

Para el Vocero de MIRA en Cundinamarca, Joaquín Guzmán, es catastrófico que el Gobierno Nacional no actúe en concordancia con los hechos sociales que claman a gritos una solución. » Las madres comunitarias entregan su vida entera en ayudar a muchos más y es inconcebible que ahora se les niegue un derecho. Cómo se va a hablar de paz si ni siquiera hay posibilidades de entregar una dignidad a unas mujeres que todos los días hacen que en este país valga la pena vivir. En Soacha el trabajo de las madres comunitarias ha sido fundamental para que otras mujeres puedan trabajar y salir adelante con sus hijos, no entregarles esta oportunidad a las madres comunitarias es decirle al país que no es importante lo social pero que la minería si lo es».