Luego de 52 kilómetros de limpieza y adecuación hidráulica del río Bogotá, el director de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca CAR, Néstor Franco, aseguró que a pesar de la inminente llegada del fenómeno de la Niña, no hay riesgo de inundación entre Soacha y la calle 80.


El funcionario aseguró que “en 52 kilómetros se destinaron más de $180.000 millones, se cambió el sistema que existía para evitar desbordamientos y se retiraron más de seis millones de toneladas de basura y escombros para evitar que el río colapsara”.

Franco dijo también que el trabajo en el río Bogotá continuará en el tramo de 16 kilómetros entre Chía y la calle 80, cuyo costo asciende a $25.000 millones, obras que esperan terminarse antes de la entrada de las lluvias en el mes de septiembre.

El director agregó también que la entidad ambiental ha venido trabajando desde la temporada invernal 2010-2011, junto con el Gobierno Nacional y el Banco Mundial, en la adecuación de la cuenca media para evitar pérdidas millonarias, tal y como pasó con el pasado fenómeno de la Niña.

Según el funcionario, se dobló la cantidad de agua que puede fluir por el río para que los propietarios de los predios rivereños no tengan problemas de inundaciones.