Se estrena documental producido en Ciudad Bolívar

Hoy miércoles 24 de febrero a las 10:00 am, se estrenará en la Cinemateca Distrital el documental: ‘La Historia que dignifica la vida: Movimiento cívico de 1993’, una investigación colectiva que realizó el Movimiento de Fotógrafos de Ciudad Bolívar y la Corporación Vida de Colores.


Los investigadores indagaron entre archivos audiovisuales, fotográficos, prensa escrita y testimonios de líderes comunales, con el objetivo de reivindicar la organización local y comunitaria como herramienta de incidencia política para construir vida digna.

Esta propuesta audiovisual fue una de las 6 Becas ganadoras de la convocatoria: ciudadanías juveniles locales – resignificando el patrimonio local, auspiciado por el IDPC (Instituto Distrital de Patrimonio Cultural). El proceso de realización audiovisual se denomina creación colectiva, un nuevo modelo de producción audiovisual que transforma el viejo paradigma que predomina en la industria y la cultura televisiva y que consiste en la verticalidad y jerarquía entre los roles del equipo de trabajo, el desarrollo de historias bajo el enfoque de la estigmatización y el sensacionalismo.

En esta oportunidad el Movimiento de Fotógrafos y la Corporacion Vida de Colores proponen una creación colectiva que renuncia a la jerarquía de roles, donde el director, productor o guionista no están por encima del camarógrafo, sonidista o conductor (a) del transporte etc. Este modelo de producción le otorga una relevancia especial al archivo popular como fotografías, videos caseros y a la comunicación comunitaria como fuentes históricas locales.

La historia se enmarca en la década de los noventa, donde el gobierno colombiano promueve su política de apertura económica y neoliberal como promesa de progreso para el país, culmina la lucha guerrillera del M19 con la constituyente del 91 y de esta forma se da paso a un estado social de derecho. Sin embargo en los barrios periféricos de la ciudad de Bogotá, poblados y construidos por familias inmigrantes víctimas del desempleo y la violencia entre grupos armados que aún persiste en las regiones, se niegan a hacer parte de esta propaganda política, crece la indignación y organizan el paro cívico y pacífico de 1993.

La Ciudad Bolívar diversa, pujante y orgullosa de su origen indígena y campesino se hace sentir en el Paro cívico de 1993, su comunidad se manifiesta y se enraíza en un territorio que con el pasar el tiempo no deja de defender.