Luego de 12 horas de paro protagonizado por las empresas de transporte que prestan el servicio en el corredor Soacha-Bogotá y buena parte de los colectivos urbanos, se decidió levantar la medida y sacar los vehículos a la calle para que los ciudadanos puedan desplazarse hacia y desde la capital.


Desde las primeras horas de este lunes las empresas decidieron protestar en contra de las medidas que piensa implementar el Distrito al anunciar, entre otras cosas, que recortará varias rutas de transporte en el corredor Soacha-Bogotá, por eso y a pesar del acuerdo de la noche anterior con el alcalde Eleázar González, los conductores no sacaron sus vehículos.

Al enterarse de la falta de transporte, el alcalde municipal se apersonó de inmediato de la situación e hizo presencia muy temprano en San Mateo, sitio de alta congestión de personas. Desde allí convocó a una reunión con los gerentes, representantes del transporte y demás autoridades para revisar la situación y buscar soluciones para suspender el paro.

La reunión se realizó a partir de las 8:30 a.m. y luego de más de tres horas de diálogos, se acordó levantar el cese de actividades y retomar el servicio en el corredor vial Soacha- Bogotá.

La mesa contó con la participación de las secretarías de Movilidad de Cundinamarca y Soacha, Secretaría de Gobierno, Policía de Soacha, Policía de Tránsito de Bogotá, Defensoría del Pueblo, Personería Municipal y por parte de los transportadores representante de la Asociación de Propietarios de Transporte Público de Soacha, de transportadores de Compartir, Ducales, Ciudad Latina, San Mateo, Prado Vegas, Ciudad Verde, Soacha-Sibaté, Sindicato de Transportadores de Soacha y taxistas.

Durante de la reunión cada uno de los representantes de los transportadores tuvo la oportunidad de manifestar sus requerimientos, dentro de los cuales se encuentran el recorte de las rutas, la piratería, operativos de tránsito y paraderos en el corredor vial Soacha – Bogotá, entre otros.

En su intervención, el primer mandatario Eleázar González manifestó que “siempre he estado presto al diálogo y a la defensa del transporte del municipio, esta administración está pendiente para atender sus requerimientos y trasladarlos a las instancias pertinentes, en este caso al Distrito Capital. Hoy pudimos observar que infortunadamente no existió una buena comunicación al interior del gremio transportador, lo cual generó precisamente el paro; quiero reiterar que en la próxima reunión trataremos los temas que se han manifestado para que la comunidad del municipio sea la que se beneficie de la movilidad entre Soacha a Bogotá y hablemos todos un mismo lenguaje”.

Por su parte, Luis Monroy, representante de los transportadores, expresó que “el paro queda suspendido hasta que se tengan resultados específicos en las próximas reuniones y se sepa qué va a pasar con la movilidad del municipio”.

Dentro de los acuerdos alcanzados en la mesa de hoy, están las dos reuniones previas al encuentro con las autoridades del Distrito: una el 4 y otra el 6 de mayo de 2016, a partir de las 2:00 p.m. en el Salón de Protocolo de la Alcaldía de Soacha, las cuales deben contar con la participación de todos los involucrados en el proceso, con el fin de tener claras las peticiones que se van a realizar en el encuentro del día 10 de mayo de 2016 en la Secretaría de Movilidad de Bogotá.