“El impacto socioambiental de la explotación minera en el municipio de Soacha” es el nombre de la cartilla que el fin de semana presentó la Contraloría municipal y que muestra todas las pautas sobre cómo manejar adecuadamente el medio ambiente en esta zona del departamento.


periodismopublico-256.jpg

La cartilla es un documento que constituye el esfuerzo, la dedicación y es producto del trabajo de quienes en su interés de concebir un espacio acorde a las necesidades de la ciudadanía, la industria y el Estado, han buscado alternativas más cercanas y amenas para incentivar la participación de la comunidad y de los distintos actores de la sociedad en temas puntuales a la problemática existente en el municipio, como lo es la actividad minera.

El contralor municipal Jairo Castañeda dijo que la cartilla se hizo a través de una agenda ciudadana apoyada por la embajada de los países bajos, y es el fruto del esfuerzo y participación de varias personas y asociaciones, entre ellas, Asomitrans, la alcaldía y otras entidades que han contribuido al mejoramiento del medio ambiente.

Cabe recordar que durante el año 2008, la Contraloría municipal con el apoyo de la Embajada Real de los Países Bajos, a través del proyecto Holanda, llevó a cabo la ‘Agenda Ciudadana sobre el Impacto de la Explotación Minera en el Municipio de Soacha’. En este espacio participativo se logró contar con elementos consultivos de diversa índole con el fin de compilar en una matriz, la síntesis de los problemas expuestos por la comunidad.

Con los asistentes a la agenda ciudadana, se designó a un grupo de mineros, organizaciones sociales, academia y entidades estatales, los cuales liderados por la Contraloría Municipal, conformaron el ‘Comité de seguimiento para la agenda ciudadana sobre el impacto socio ambiental de la explotación minera del municipio de Soacha’ con el propósito de articular conocimientos, trabajo y esfuerzo a fin de identificar los responsables de la problemática expuesta y trabajar en la construcción de alternativas y soluciones.

“EL comité es una herramienta con la que contamos hoy y que servirá a los ciudadanos del común, entidades y al sector productivo como una carta de navegación, es decir nos va a indicar el camino a seguir. Es una guía más que permitirá obtener los conocimientos necesarios respecto a las generalidades de la minería y su normatividad, respetuosa del medio ambiente, del respeto al patrimonio arqueológico y una minería más amigable”, concluyó Castañeda.