Se propone ‘Pico y Placa’ para vendedores informales de Bogotá

Los 48 mil vendedores ambulantes de Bogotá –según el IPES-, o los 120 mil como afirma Félix Arturo Palacios Arenas, representante de los vendedores, y a la vez miembro de la junta directiva del Instituto para la Economía Social (Ipes); recibieron una propuesta del concejal Horacio José Serpa, para que realicen una especie de “Pico y Placa”.


El cabildante liberal plantea que se fijen unos sitios autorizados, donde se lleve a cabo una especie de “Pico y Placa comercial”, es decir, que dos días a la semana los vendedores no saquen sus ventas al público y se dediquen a realizar las jornadas de aseo y limpieza en sus lugares de trabajo.

La administración de Enrique Peñalosa ha desarrollado operativos de recuperación del espacio público desde hace unas semanas, frente a lo cual el señor Serpa propone un trato justo, a través de un plan de manejo integral que ofrezca alternativas a los vendedores ambulantes.

“La recuperación del espacio público es vital para la seguridad de la ciudad y para la calidad de vida de los peatones. Sin embargo, no podemos desconocer la problemática de los vendedores informales y debemos resolver el problema de fondo, respetando sus derechos. Por eso hacemos esta invitación a la Administración”, expresó el concejal Serpa. Para mitigar la inseguridad en la calle, se propone que los comerciantes trabajen conjuntamente con la Policía y sirvan como colaboradores, cuando vean que se presentan irregularidades.

La propuesta aparece en medio de la discusión acerca de las preocupaciones de los ciudadanos y el gobierno distrital, encaminadas a recuperar el espacio público, y a solucionar los problemas de inseguridad que se originan.

El alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, ha explicado que parte de su estrategia para devolverle la seguridad a la ciudad es recuperar el espacio público. “No estoy diciendo que los vendedores informales sean delincuentes; sino que con el desorden estamos dando el mensaje de que cualquiera puede hacer lo que quiera y no pasa nada”. Puso de ejemplo la Avenida Chile que se ha venido desvalorizando. “Este era uno de los sectores más valiosos de Colombia hace 10 o 15 años. Cuántas personas pierden su empleo porque las grandes empresas ya no quieren invertir en Bogotá, o quién quiere que le pongan venta de chorizo frente a su casa”.

Finalmente, en la propuesta del cabildante Serpa se habla de la formalización de estos trabajadores, y agrega que “es importante fomentar la cultura del ahorro frente a planes para la vejez y compra de vivienda, y brindarles la oportunidad de capacitarse en otros oficios mediante alianzas público-privadas para que así puedan crear empresa o conseguir empleo”.

Fuente: Barriosdebogota.com

cargando...