Las raciones alimentarias que integran el Banco de Alimentos del municipio de Soacha y que hacen parte de un convenio celebrado entre la Administración Municipal y la Gobernación de Cundinamarca, se comenzaron a entregar de nuevo a las personas más vulnerables de la ciudad y que fueron identificadas a través de visitas de la Red Unidos.


Maritza Osuna, coordinadora de seguridad alimentaria de la Secretaría de Desarrollo Social de Soacha, lideró la entrega en la sede de la Pastoral Social y dijo que además se inició con un ciclo de capacitación para concientizar a la población en el manejo de la alimentación diaria de sus familias.

“Hoy entregamos 380 mercados a personas de la comuna cuatro que fueron convocadas por la Red Unidos, entonces estamos direccionado por comunas para no traer tantas personas y que podamos atenderlas bien. Además vamos a capacitarlas, hoy comenzamos a trabajar alimentación saludable, promocionar hábitos saludables en la comunidad”, enfatizó la coordinadora.

Las personas beneficiadas cancelan sólo $15 mil por un mercado que cuesta alrededor de 40 mil pesos, el cual contiene alimentos no perecederos y balanceados para la dieta diaria de las familias soachunas más vulnerables.

Según Maritza Osuna, las personas beneficiadas deciden si se acogen o no al programa, porque reconoce que aunque sólo se cobra una parte del valor de cada mercado, hay personas que definitivamente no pueden hacer el aporte económico.

“Ellos deciden si pagan el mercado porque hay familias que depronto no tienen la plata, pero de todas formas a veces se rebuscan y lo compran, la idea es que se están beneficiando familias muy pobres, vulnerables que ven en este programa una oportunidad de alimentarse bien a bajo costo”, explicó.

La entrega continuará los días martes, jueves y viernes de la siguiente semana en la sede de la Pastoral Social de Soacha, y lo que se pretende con el cobro de una cuota muy baja es evitar el asistencialismo total para que la comunidad reconozca que el esfuerzo debe ser conjunto.