El proceso de restructuración tendrá tres fases, la primera que ya inició, consiste en determinar los perfiles profesionales de las personas que deben atender las llamadas.


“Apenas estamos iniciando la primera fase del proyecto que se cumple con la Universidad Nacional, esta fase es para determinar un perfil profesional, no me refiero a los requisitos, sino al perfil psicotécnico de las personas que deben atender el 123. La Universidad Nacional también va a estar a cargo de la selección de ese personal y los procesos de capacitación”, dijo el Secretario Distrital de Gobierno, Guillermo Asprilla Coronado.

La segunda consistirá en la creación de los cargos de planta, con los que se busca garantizar la estabilidad laboral de los operadores y la optimización del servicio que se presta y la tercera estará ligada a la actualización tecnológica.

“La segunda fase es la creación de cargos de planta para las personas que atienden el 123, actualmente se atiende con personas contratistas que no tienen estabilidad laboral y la tercera fase es el mejoramiento de la plataforma tecnológica. Es un tema en el que estamos aprendiendo, pero ya estamos en un momento suficiente para reestructurar totalmente el servicio y tecnificarlo.”, afirmó Asprilla Coronado.

Según el funcionario, antes de finalizar el presente año debe haber avances concretos en lo que tiene que ver con la reestructuración del Número Único de Emergencias.

“Ya estamos suscribiendo el convenio con la Universidad Nacional, antes de finalizar el año debe estar reestructurada la planta de personal y viene la tercera fase que es el mejoramiento de la plataforma tecnológica, lo fundamental en este servicio es la gente, porque un operador telefónico de la línea 123 tiene que tener unos conocimientos, una preparación psicológica especial para atender situaciones muy complejas, desde el punto de vista afectivo, humano”, concluyó el Secretario.

Fuente: Barriosdebogota.com