Al cabo del recorrido que comenzó en la estación de bombeo de Madrid y terminó en la planta de tratamiento de Aguas del Tequendama, se dijo que el acueducto La Mesa – Anapoima se entregará en enero.

El Gobernador de Cundinamarca, Nicolás García Bustos, realizó un recorrido de 40 kilómetros para la verificación de las obras del acueducto La Mesa – Anapoima, actividad que tuvo el acompañamiento de la Contraloría General de la Nación, Ministerio de Vivienda, Empresas Públicas de Cundinamarca EPC, líderes comunales y la comunidad.

«Hoy hemos hecho un recorrido por todo el proyecto regional del acueducto de La Mesa – Anapoima, es un proyecto que comienza en Sabana Occidente y que va a beneficiar a estos dos municipios y a la provincia del Tequendama; también es importante tener maquinaria y material listo para que en la medida en que se instale la tubería podamos dejar las vías de acceso transitable y dignas para el sector rural; estar aquí, recorrer, ver de primera mano las obras y escuchar a la comunidad, nos va a servir para mejorar en la ejecución de las obras y garantizar que las mismas generen impacto social y beneficio la mayoría de las personas», indicó García Bustos.

El recorrido inició en la estación de Bombeo de Madrid, donde ya se realizó la reconstrucción de la parte electromecánica, mantenimiento de tanques y se solicitó a Enel-Codensa la atención para la conexión eléctrica, esto con el fin que en el mes de agosto de este año esté en funcionamiento.

Posteriormente, la comitiva arribó a límites entre Madrid y Bojacá donde actualmente se está instalando el tubo de alta resistencia sobre el paso elevado del Río Subachoque. Continuando con la jornada, se verificó la construcción del tanque de Bojacá con una capacidad de almacenamiento de 600 metros cúbicos, resaltando que en este punto ya se cuentan 16.5 kilómetros de obras adelantadas.

Puede leer también: A estudiantes de Cundinamarca se les condonaría hasta el 75% de la matrícula para educación superior

El tercer punto del recorrido fue en el sector de Doima, en el municipio de La Mesa, donde se está adelantando la recuperación de la tubería vieja. Aprovechando la oportunidad de recorrer este territorio, el Gobernador acompañó a los habitantes de la vereda Anatolí, que presenta una falla geológica y que genera problemas de desplazamiento para la comunidad, frente a lo cual el mandatario se comprometió a buscar soluciones de la mano de Invias.

El recorrido de obra terminó en la planta de tratamiento de agua potable de Aguas del Tequendama en La Mesa, donde se ratificó el compromiso de continuar seguimiento a las obras y mejorar la transitabilidad en los sectores rurales afectados por los trabajos, de la mano del ICCU y así culminar con éxito este gran proyecto, que abastecerá de agua a las comunidades de La Mesa y Anapoima.

Si quiere recodar: Por derrumbes entre Chuguacal y Cambao, se habilitará vía alterna por Guayabal de Síquima

Finalmente, el compromiso más importante luego de esta jornada es la entrega del proyecto final en enero del 2023, ello gracias al trabajo articulado entre la Gobernación, Findeter, Contratistas y entidades relacionadas en estas obras, además del acompañamiento y seguimiento de cumplimiento y avance por parte de la Contraloría.

Al respecto, el primer mandatario declaró: «A nosotros nos corresponde la adición final a este proyecto y, ojalá, la puesta en funcionamiento en enero; pero todo esto es posible gracias a la confianza que genera el acompañamiento de la Contraloría que nos dan garantías de que estamos invirtiendo y que no estamos malgastando los recursos públicos».

Durante esta jornada se destacó el acompañamiento de la Contraloría General de la Nación, atendiendo la solicitud del Gobernador ante esta entidad para realizar un seguimiento permanente a dicha obra y el día de ayer en Comité Directivo de la Contraloría, se dio el voto de aprobación para dicha solicitud; así las cosas, la Contraloría prestará control preventivo y acompañamiento al avance de las obras de la fase 4 del proyecto.