Unas nuevas instalaciones que permiten ofrecer un servicio más personalizado y cercano a la comunidad, son las que desde el pasado mes de agosto tiene la Secretaría de Hacienda de Soacha. La remodelación hace parte del plan de mejoramiento de la entidad, el cual viene direccionado desde la Administración Municipal con el fin de prestar un mejor servicio a los ciudadanos.


El proceso de remodelación y adecuación de las instalaciones de la Secretaría de Hacienda se realizó en conjunto con la Secretaría de Infraestructura, que dirigió todo el proceso para contratar las obras mediante las cuales se modernizó esta dependencia.

De acuerdo a lo anterior, uno de los objetivos de la Administración Municipal ha sido siempre prestar un buen servicio al ciudadano. En ese sentido, la Secretaría de Hacienda es uno de los ejes de atención a toda la comunidad, dado todo el tema de impuestos, que en este caso es el primer contacto que tiene la Administración con el ciudadano:

“Antes se tenía un esquema de atención a través de unas ventanillas, lo que generaba una especie de barrera imaginaria, porque el contribuyente se comunicaba con el funcionario a través de un vidrio, lo que significa que la comunicación no es tan fluida y no se puede ofrecer un servicio más humano. En ese orden de ideas, a través de la Secretaría de Infraestructura y con el acompañamiento de la Secretaría de Hacienda, se buscó un proceso que nos permitiera reorganizar la idea de cómo prestar la atención al ciudadano. Básicamente lo que se quiso fue poner en marcha un sistema de atención persona a persona, es decir que el funcionario se pueda sentar a discutir y a atender las inquietudes de la comunidad de forma directa sin tener esa barrera”, explicó David Ortiz, Secretario de Hacienda de Soacha.

La idea de remodelar la Secretaría de Hacienda fue buscar una forma de tener comunicación directa y de especializar los servicios, porque como él mismo explicó, hay personas que acuden a hacer trámites relativamente sencillos, por lo que el propósito es que no tengan que esperar a que el funcionario que requieren atienda a una persona que tiene un trámite más complejo y demorado.

“La remodelación se llevó a cabo en varias etapas. En lo que fue la adecuación de las instalaciones internas el proceso tardó aproximadamente cinco meses. Adicionalmente se realizó la adecuación del nuevo mobiliario, que tomó un tiempo adicional de dos meses, finalizando en el mes de agosto. La Secretaría de Hacienda invirtió un presupuesto aproximado de $300 millones de pesos para la adecuación de las instalaciones dispuestas para la prestación del servicio, incluyendo el mobiliario, las divisiones en vidrio y todo lo que se requiere para la atención del público”, concluyó el Secretario de Hacienda.

Las nuevas instalaciones de la Secretaría de Hacienda constan de una serie de divisiones en vidrio que permiten un contacto más cercano y personalizado entre los funcionarios y los usuarios. El mobiliario instalado ofrece mayor comodidad a las personas, además, como lo mencionó el Secretario David Ortiz, se eliminaron las barreras que existían entre funcionarios y usuarios. Todo lo anterior está relacionado con la promoción de la transparencia, tanto en los procesos como en la atención al público que acude a esta secretaría.