Los constructores que desarrollan proyectos de vivienda en la zona aledaña a la vía Indumil se reunieron ayer con el secretario de planeación Orlando Ramírez y delegados de la Dirección de Transporte de Soacha para acordar criterios urbanísticos conjuntos, teniendo en cuenta que el principal acceso a todas las urbanizaciones es el mencionado corredor vial.


La reunión fue convocada por la secretaría de planeación y a ella asistieron representantes de Apiros, firma constructora del Plan parcial Las Huertas; Inacar, que construye Villa Italia; Amarilo con el proyecto Cobec; Colsubsidio, empresa que desarrolla la urbanización Icarus y Constructora Bolívar con Parque Campestre.

Durante el encuentro se trataron básicamente tres temas: Servicios públicos, movilidad y el problema que representa la vía Indumil por estar concesionada por el departamento.

“La idea es tener un criterio sobre cómo es la ejecución de los Servicios Públicos para cada uno de los proyectos, encontramos que todos están en manos de la Empresa de Acueducto de Bogotá, que cuentan con disponibilidades de servicios y que la EAAB nos están allegando las conexiones, incluso ya hay instalación de medidores”, explicó el secretario de Planeación Orlando Ramírez.

En cuanto a la movilidad por la vía Indumil, explicó Ramírez, es un tema crucial para la alcaldía por la elevada accidentalidad que se está presentando sobre la misma, teniendo en cuenta que es una vía concesionada por el departamento, y que no se le hace ninguna clase de mantenimiento, excepto el de la calzada como tal.

“Aunque hay un tramo de la vía que está dentro del perímetro urbano, desde el Silo está concesionada, no cuenta con andenes ni con una buena señalización, no tiene iluminación adecuada ni reductores de velocidad, ni mucho menos pasos a nivel o pasos a desnivel para la población. Entonces citamos a los constructores para que con ellos se genere una propuesta urbanística, un diseño arquitectónico para ser tenido en cuenta por la administración municipal, ser avalado y aprobado por la secretaría de planeación, y por consiguiente continuar con la aprobación por parte de la gobernación, teniendo en cuenta que después de eso tendremos que hacer un cierre financiero”, agregó el secretario.

La idea es analizar quiénes son los que tienen que aportar económicamente. Si la gobernación por tratarse de un corredor vial que pertenece al departamento, la misma concesión o el municipio, situación que no ha permitido a los constructores hacer una serie de intervenciones sobre la vía.

Los compromisos

Concluida la reunión, se generaron varios compromisos, uno de los cuales es continuar los encuentros para analizar el tema de la carretera indumil y evitar que la Concesión siga impidiendo la realización de obras aledañas a la vía.

“La constructora Bolívar nos va a hacer llegar la próxima semana el diseño sobre cómo quedaría el corredor vial a parte de la calzada concesionada, porque tenemos unas reservas viales que están proyectadas dentro del POT para una futura ampliación de esta vía. Es utilizar esas reservas como unas vías paralelas solamente para el acceso de vehículos particulares al interior de los proyectos.
Adicionalmente los diseños peatonales y ciclorutas para ser presentados acá, lo socializaremos nuevamente con cada uno de los constructores, se generaría un solo proyecto de diseño urbanístico sobre el corredor vía indumil, se sacarían los costos, el cierre financiero y entraríamos a mirar todo el tema de financiación”, puntualizó el secretario.

Lo que quedó claro es que la vía Indumil debe construirse como está planteada en los diseños del POT, que es de doble calzada, con cicloruta, alamedas peatonales, y no como se encuentra en este momento concesionada por la gobernación, sólo el corredor de la calzada, sin andenes, cicloruta, ni alumbrado público.