El fiscal General de la Nación (e), Jorge Fernando Perdomo, manifestó que las bandas criminales no pueden calificarse como paramilitares, por lo tanto estos grupos no pueden recibir beneficios jurídicos, como acceder a justicia y paz.


«Muchas de las estructuras del crimen organizado están conformadas por exparamilitares. Esa relación existe, lo que pasa es que tenemos absoluta claridad de que en Colombia el fenómeno del paramilitarismo no existe; la motivación del surgimiento de las organizaciones es diferente», sentenció el fiscal encargado.

El anuncio de Perdomo se da como respuesta al acuerdo del fin del conflicto pactado en La Habana, entre el Gobierno y las Farc, en el que se incluyó la implementación de garantías de seguridad, además de la creación de una política para el sometimiento de las bandas criminales.

En ese sentido, el jefe del ente acusador manifestó que las bandas criminales tienen un objetivo enfocado al tráfico de droga y a la explotación de la minería ilegal, por lo que no se les puede otorgar un trato político, en caso de un sometimiento masivo «se negociará de manera común, ofreciendo principios de oportunidad y preacuerdos en caso de que entreguen información».

Perdomo aseguró que la Fiscalía ha venido implementado una política para combatir las bandas criminales y en los últimos cuatro años el ente acusador ha realizado más de 11.000 imputaciones a personas pertenecientes y relacionadas con estos grupos al margen de la ley, adicionalmente, la entidad ha iniciado el proceso de extinción de dominio, sobre bienes avaluados en medio billón de pesos, que estaban a nombre de terceros y testaferros.

Igualmente, Perdomo manifestó que buscarán centralizar la información de inteligencia que manejan las diferentes autoridades, con lo que se pretende que haya un intercambio fluido de información entre la Fiscalía y las dependencias del ministerio de Defensa (Policía Nacional, Ejército Nacional, entre otras).

El funcionario indicó que la Fiscalía ha divido a las bandas criminales en tres grupos; en las que se ha priorizados las de tipo A (‘Clan Úsuga’, Puntilleros’, y ‘Pelusos’); seguidamente a las de Tipo B (‘Los Pachenca’), y las de Tipo C que se conforman por los grupos restantes en el país, de menor impacto.

Fuente: LaRepublica.com