Gracias a las medidas implementadas por las autoridades distritales para el mes de diciembre, se refleja un mejoramiento en la seguridad en Bogotá. El homicidio, que durante los primeros 20 días del mes de diciembre del 2008 presentó 101 casos, en el mismo periodo de 2009 presentó 97 casos, con una variación de -4%, según el Instituto Nacional de Medicina Legal.


Las localidades que presentan una mayor reducción en el homicidio durante el mismo periodo son: Los Mártires -75,0%, Puente Aranda -80,0%, Usaquén -50%, San Cristóbal -40%, Kennedy -28,6% y Bosa -14,3%.

Otros delitos de mayor impacto que se redujeron entre el 1 y el 20 de diciembre son: hurto a personas, en el 2008 se presentaron 887 casos, mientras que en el 2009 se reportaron 715, con una diferencia de -172 casos (-19%); hurto a residencias, en el 2008 se presentaron 280 casos y 190 en el 2009, con una diferencia de -9 casos (-32%); y el hurto a vehículos, en el 2008 se presentaron 189 casos y 112 en el 2009, con diferencia de -77 casos (-41%).

El trabajo que se está haciendo frente a la concientización sobre ‘Bogotá sin riñas’, campaña de la Secretaría Distrital de Gobierno, visibiliza que los bogotanos hoy denuncian más este delito. La Línea de emergencias 123 ha recibido, durante lo corrido del mes de diciembre, 37.748 llamadas reportando casos de riñas –esto podría incluir casos duplicados para un mismo evento-. Según la Policía Metropolitana de Bogotá, desde el 1 de diciembre y hasta el 20 del mismo mes, se han presentado 447 casos de lesiones comunes, el 75,2% de estas lesiones son ocasionadas por riñas (336 casos).

Desde el pasado 4 de diciembre rige la restricción al porte de armas con salvoconducto en Bogotá, campaña a la que se unieron 20 departamentos más del país, por lo tanto la Policía ha realizado operativos constantes y durante los primeros días del mes se incautaron 148 armas de fuego y 18.277 blancas, para un total de 18.425 armas. Esta medida va hasta el próximo 7 de enero de 2010.

El Alcalde Mayor de Bogotá, Samuel Moreno Rojas, manifestó que “la reducción de los niveles de los delitos obedece a una confluencia de factores, entre los que sobresalen un mayor pie de fuerza en la ciudad, la restricción al porte de armas y la campaña ‘Bogotá sin riñas’, sumado a la cercanía de las autoridades distritales, la presión de la Policía Metropolitana y la colaboración de la ciudadanía en general”.

Otra de las medidas que se reforzó para esta época, son los operativos para evitar el expendio y consumo de licor adulterado, hasta el 20 de diciembre se incautó 10.752 unidades avaladas en $120.000.000. El material que principalmente se ha decomisado son botellas de aguardiente, seguido por el ron y el whisky.

Frente al tema de pólvora, en lo que va corrido de la temporada se han presentado seis casos de lesionados por estos artefactos, en el mismo periodo del año anterior se habían presentado ocho casos. De los casos presentados, cinco corresponden a menores de edad y un caso a un adulto de 22 años.