Así se determinó luego de que la Secretaría de Educación respondiera un derecho de petición radicado por un padre de familia de la Institución.


Todo inició a raíz de una experiencia no muy grata para el señor Pedro Guzmán, padre de familia de la Institución Educativa Las Villas sede los Libertadores, cuando su hijo sufrió una convulsión y no fue atendido en la clínica San Luis de Soacha:

“En el mes de marzo me llamaron a las 9 am que un hijo mío había convulsionado. Salí desesperado, llegué al colegio y luego lo llevamos en ambulancia a la clínica San Luis para hacer efectivo el seguro estudiantil; al llegar nos atiende la persona que recepciona los documentos en la entrada y ella, que es secretaria, lo valora pero por detrás del vidrio. Dice que no es accidente sino que es un caso médico, por lo tanto el seguro no cubre el caso y que se debe llevar a la EPS. Ante esa negativa, lo llevamos al Hospital Mario Gaitán Yanguas donde finalmente lo atienden”, contó don Pedro.

La situación sirvió para reflexionar hasta qué punto es funcional el seguro estudiantil, si no hay unas especificaciones claras que identifiquen si determinadas situaciones son accidentes o no.

Avanzó el tiempo y en octubre pasado la Institución educativa envió un volante a los padres de familia solicitando el pago obligatorio del seguro estudiantil para el año 2013. Ante la no grata experiencia, don Pedro pasó un derecho de petición a la secretaría de educación:

“Conociendo el decreto 1408 de 2011 en donde el Ministerio de Educación da la orden de gratuidad total, incluyendo los cobros complementarios, yo pasé un derecho de petición a la secretaría informando que se estaba haciendo un cobro obligatorio y envié copia del volante que recibimos. Solicité que el cobro del seguro no fuera obligatorio sino voluntario; la secretaría me respondió diciendo que definitivamente eso no lo podían hacer, que el seguro se debe cobrar voluntariamente”, agregó el padre de familia.

Responde el rector de la IE Las Villas

William Manrique, rector de la institución, manifestó que “de acuerdo al comunicado de la secretaría de educación vamos a dejar que el seguro no sea obligatorio sino voluntario, claro está que es muy importante que los padres de familia lo adquieran para resolver las diferentes situaciones que se puedan presentar en el colegio”.
Manrique dijo que acatará la respuesta del derecho de petición, pero recomendó invertir los 8 mil pesos que cuesta el seguro, debido a que la Institución no tiene un rubro para cubrir determinados casos de accidentes:

“El alumno se cae, se choca sin querer, se lastima, entonces es complicado para nosotros puesto que toca llevarlo a un centro médico, pagarle unos primeros auxilios y ese cubrimiento nos crea un caos. No tenemos un rubro para esos casos, para accidentes, entonces la recomendación mía es que los que puedan pagar, lo cancelen. Aunque tenemos lo del seguro médico del Sisbén, éste no cubre transportes de ambulancia, desplazamiento o primeros auxilios en un centro médico, entonces esos gastos correrían por cuenta de la Institución”, finalizó.

Ahora el colegio debe enviar un volante a los padres de familia informando que el seguro estudiantil para el año 2013 es de carácter voluntario.