Se volvió costumbre que el semáforo ubicado en el cruce del Altico y que sirve para el paso de estudiantes de las dos universidades y varios colegios de la zona,  quede fuera de servicio. En menos de una semana se ha dañado dos veces.

La semana pasada, Periodismo Público transmitió la denuncia de varios ciudadanos que reportaron el daño del dispositivo electrónico. Este medio acudió a la Secretaría de Movilidad y Dirección de Servicios Públicos, donde manifestaron que el problema radica en las fluctuaciones de luz en la zona debido al funcionamiento de varias empresas.

“Se han prolongado las dificultades porque en el sector hay algunas fábricas, especialmente de mangueras y plásticos, que en algunos horarios del día cuando tienen sus máquinas prendidas generan unos picos de corriente que hacen que todo el sector se afecte. En medida que a los semáforos se les baje el fluido eléctrico se desprograman y es cuando quedan intermitentes. Cuando eso pasa, se llama a los técnicos y ellos programan la visita, generalmente es de un día para otro,  máximo dos días. Si por el pico de corriente se llega a afectar el sistema electrónico,  es más complejo”, dijo el secretario de movilidad de Soacha, Carlos Giraldo.

Luego de permanecer varios días dañado, el pasado 10 de diciembre se reportó el arreglo del semáforo, pero la alegría de los usuarios del transporte y peatones no duró mucho porque el lunes 16 de diciembre se volvió a dañar.

“Esto es un juego, un abuso y un atropello con la gente porque dura más dañado que funcionando. Ayer (lunes) otra vez se dañó y lo grave es que los carros no respetan al peatón y  muchos nos hemos visto prácticamente atropellados, además como es un cruce, todos son a pasar primero y a varias horas del día se forman trancones porque no hay policía que controle el tráfico”, dijo Jesús Armando Salcedo, residente del sector.

Hay que recordar que el mantenimiento del semáforo le corresponde al municipio, teniendo en cuenta que en 2017 la ANI le entregó esa responsabilidad a Soacha, sin embargo las autoridades locales culpan a Codensa por no poner en cintura a las empresas de la zona que alteran el voltaje de energía.

Periodismo Público remitió la queja a Condensa y desde la oficina de comunicaciones informaron que harán una revisión detallada en la zona para identificar el origen de las fluctuaciones de energía y evitar que el semáforo se siga dañando.