La afirmación la hizo el director de transporte William Ardila luego de la reunión realizada en la mañana de hoy entre los propietarios, el municipio, asesores y representantes de ADITT.


El encuentro forma parte del proceso que se adelanta para conformar un operador único de transporte en el el municipio de Soacha, decisión tomada el pasado viernes 11 de diciembre.

Cabe mencionar que el objetivo de la nueva empresa es la creación de un operador único para la administración del transporte intermunicipal de pasajeros en los municipios de Soacha y Sibaté, que cumpla con las orientaciones del gobierno distrital y nacional, que tenga como base el sistema actual (empresarial y prestación del servicio) y que aproveche los recursos y la capacidad instalada disponible, con la participación mayoritaria de los actuales empresarios y beneficie los intereses de los usuarios del municipio de Soacha.

La primera opción para la conformación de ese operador único la tiene las actuales empresas, aunque si no entran al juego, simplemente desaparecerán del mercado y vendrá una firma foránea a participar en la operación del transporte en los dos municipios.

«Es muy posible que eso ocurra porque si no tenemos orden de cara a eventuales licitaciones de alimentación y operación, y de la misma zona 14, no tendremos opción frente a empresas bien organizadas, que son las mismas que vienen prestando el servicio en Bogotá y otras ciudades del país», puntualizó el director de transporte del municipio William Ardila.

A propósito, la zona 14 se refiere a la clasificación que le dio Bogotá a la ciudad para la prestación del servicio de transporte, la cual se dividió en 13 zonas. Para el caso de Soacha se manejará como una más, aunque con autonomía por ser municipio independiente del distrito.

La ventaja que tienen los transportadores que actualmente prestan el servicio en Soacha y Sibaté es que si deciden ingresar a la nueva sociedad, tendrían la garantía de no salir del mercado, ya que no habría licitación y se les garantizaría su permanencia en la operación. Pero también se les ha sido claro que si no toman decisiones contundentes e inmediatas, simplemente la operación se adjudicará por licitación y competir con firmas foráneas, incluyendo multinacionales, resultaría casi imposible tener posibilidades de ganar ese derecho.

A la reunión de hoy asistió aproximadamente el 60% de los propietarios, quienes mostraron incertidumbre y desconocimiento del proceso, lo que dejó ver que las empresas no han socializado la idea con los dueños de los vehículos.

Finalmente el director de transporte William Ardila dijo que el objetivo es que antes de que finalice el mes de febrero esté conformado el operador único, situación que obliga a empresas y propietarios a decidir su participación en tiempo record.