Debido al fuerte verano que azota al centro del país, el municipio de Sibaté comenzó a racionar el agua en algunos sectores rurales y urbanos.


La medida comenzó a aplicarse desde el fin se semana pasado y afecta especialmente a quienes no poseen tanque de reserva. En los sectores del Muña y Chusacá, por ejemplo, el agua sólo llega entre las 5:00 a.m. y las 7:00 a.m., tiempo durante el cual los usuarios deberán llenar los tanques y aprovechar al máximo el preciado líquido, ya que el resto del día se suspende totalmente.

Mercedes Castellanos, habitante del Pablo Neruda, manifestó que en su casa les toca todos los días llenar ollas, canecas y cuanto recipiente encuentren para coger agua, ya que en su vivienda no hay tanque de almacenamiento.

Las autoridades hicieron un llamado a todos los habitantes del municipio para que ahorren el líquido, ya que según pronósticos del IDEAM sólo hasta finales de abril volverá a llover regularmente. Así mismo se llamó la atención sobre la precaución que se debe tener al momento de encender fogatas, y denunciar cualquier intento de incendio o desperdicio de agua, teniendo en cuenta que la reducción en los nacederos y fuentes hídricas es inminente.