En Sibaté se sembraron más de mil árboles nativos para el Páramo de Sumapaz, lo que abastecerá de agua a los municipios circunvecinos del departamento de Cundinamarca.

Con el objetivo de cuidar y proteger el páramo más importante del mundo, el municipio de Sibaté participó del proyecto 180.000.000 árboles para Colombia patrocinado por el Ministerio de Ambiente.

Sibaté es líder en la siembra de árboles a nivel departamental y ocupa el décimo puesto en todo el territorio nacional. El municipio lleva 80.010 árboles plantados de los 300.000 que tiene como meta.

Entre tanto, a esta jornada verde se unió la Secretaría de Ambiente de Cundinamarca, la Corporación Autónoma Regional De Cundinamarca (CAR), ENEL-Emgesa y las Empresas Públicas Municipales y el Ejército Nacional.

“Tenemos una gran noticia somos el municipio que lidera el primer lugar en Cundinamarca con la mayor cantidad de árboles sembrados y estamos entre los 10 primeros a nivel Nacional dando cumplimiento a nuestro plan de desarrollo, garantizando agua a las futuras generaciones y aportando más espacios verdes a nuestro páramo a través de procesos de restauración y jornadas de siembra”, indicó Edson Montoya, alcalde de Sibaté.

Con este proceso se busca garantizar agua para las veredas de la provincia por el norte con las cuencas del Rio Aguas Claras que beneficia a Sibaté y Soacha y al sur que desemboca con el Rio Sumapaz y las colinas de Barro Blanco bajando por Las Aguaditas. Además, se extiende para los municipios de Granada, Silvania y Fusagasugá.

“Queremos invitar a los sabateños, para que se unan a cuidar el ambiente y disfrutar de la flora y la fauna que tiene el Páramo de Sumapaz”, finalizó Montoya.