El pasado viernes 20 de septiembre entraron a operar los semáforos de las calles 13 y 22 de Soacha, una medida que en principio fue aplaudida por los habitantes pero que con el correr de los días recibió toda clase de críticas por los constantes trancones vehiculares que se originan en los tres puntos. Esta semana el actual alcalde ordenó aumentar los tiempos para el paso automotor con el fin de disminuir la congestión.

Inicialmente se pensó en darle orden al tráfico en los tres puntos donde se instalaron semáforos: Cra. 7 con calle 22, calle 13 con carrera séptima y carrera 8 con calle 13.

“Se instalaron  porque se nos está generando mucha accidentalidad, especialmente con biciusuarios,  motociclistas y peatones, entonces se hizo un cruce para que quienes se desplacen a pie lo hagan de forma segura”, dijo el anterior secretario de movilidad de Soacha, Carlos Giraldo.

Leer también: Se instalan semáforos en el centro de Soacha

Pero las autoridades no contaron  con la imprudencia y falta de cultura de la gente.  En los dos semáforos de la calle 13 de nada valieron las campañas promovidas por la Secretaría de Movilidad porque los peatones siguen cruzando y atravesándose a los vehículos sin respetar el semáforo.

“Tristemente en Soacha vive gente inculta y con poca cultura que no entiende; muy pocos son los que respetan el semáforo, la gente se le atraviesa a los carros y pasan como animales”, dijo Cristian Salcedo, joven residente en la comuna seis.

Para los conductores los dos semáforos de la calle 13 se convirtieron en un tormento porque ahora se requiere entre cinco y diez minutos para pasar, tanto por la carrera séptima como por la octava. “Eso lo deberían quitar porque la gente no respeta, si bien pasar por la 13 ha sido un poco lento, ahora es un desespero porque hay trancón a toda hora, y el problema es que así el semáforo esté en verde para los carros, la gente se sigue pasando, eso deberían quitarlo”, añadió José Manuel Pérez, conductor residente en Compartir.

En la calle 22 el problema es otro. En este punto no hay congestión peatonal, pero los ciclistas imprudentes abundan porque no respetan el paso vehicular.  “Es bueno pensar en los ciclistas, pero también hay que educarlos porque yo he pasado más de una vez por acá y el semáforo cambia a verde para nosotros y quienes vienen por la cicloruta siguen pasando, incluso un día casi atropello a una muchacha que iba en bicicleta”, aseguró Elcy Camacho, propietaria de un vehículo  y residente en San Mateo.

“Yo por lo menos respeto el semáforo, pero sí he visto a biciusuarios que no lo hacen, creo que es cuestión de cultura”, añadió Samuel Galindo, joven ciclista residente en León XIII.

El problema de trancones y descontento ha venido creciendo que incluso el actual alcalde Juan Carlos Saldarriaga alcanzó a pensar en retirar la red semafórica instalada en los tres puntos. Sin embargo al analizar el tema  y teniendo en cuenta que el municipio hizo una alta inversión en su instalación, el pasado viernes, junto a la secretaria de movilidad, Nidia Marlene Hurtado, visitó la zona y  decidió   hacer una actualización de los tiempos en los semáforos ubicados en la carrera 7 con calle 22.

“Analizamos y modificamos el ciclo semafórico del cruce vehicular, peatonal y de ciclistas, aumentando de 30 a 45 segundos la duración en verde del semáforo que da paso a los vehículos sobre la carrera 7”, escribió el mandatario.

Habrá que esperar que la medida resulte y que se piense también en los dos semáforos de la calle 13 para evitar contratiempos y tomar medidas frente al irrespeto de los peatones a la hora de cruzar por las carreras séptima y octava del centro de Soacha.