A pesar de la reunión realizada el pasado lunes y liderada por el contralor del departamento, Ricardo López, aún no está claro qué va a pasar con la ya anunciada construcción de la nueva sede del hospital Mario Gaitán de Soacha. 20 meses después de la adjudicación de la obra, aún no se define el cronograma para la construcción de la institución de salud.


El 31 de diciembre de 2014, la Alcaldía de Soacha adjudicó la licitación para construir el nuevo hospital Mario Gaitán Yanguas, un dudoso proceso licitatorio por 47.738 millones de pesos que duró tan solo cinco días y que luego empezó a investigar la Fiscalía y la Procuraduría General de la nación.

La licitación generó un escándalo y se suscitó específicamente por dos factores: el primero porque el proceso licitatorio se hizo en plenas festividades de fin de año y duró tan sólo cinco días hábiles (entre el 15 y el 22 de diciembre del 2014) y su adjudicación se hizo el 31 de diciembre al Consorcio CB 2014. El segundo factor es que sólo se presentó una firma, la cual resultó ganadora, pero con el agravante que goza de poca reputación y credibilidad debido a que una de sus firmas habría presentado como parte de su equipo, a profesionales de ingeniería y arquitectura que no tienen ninguna relación laboral con la empresa.

El gigantesco problema lo heredó la actual administración y aunque el alcalde municipal, Eleázar González ha manifestado su intención de acelerar el proceso para que la obra se haga realidad, hay factores externos que no lo permiten.

El pasado lunes se realizó un encuentro con las autoridades involucradas para analizar el tema y destrabar el proceso, pero los avances no fueron significativos. Sin embargo se acordó que el próximo 28 de septiembre se llevará a cabo una reunión prioritaria para elaborar el cronograma definitivo relacionado con la construcción de la obra.

Durante la reunión, la administración departamental mostró su apoyo a la construcción del nuevo hospital, aunque la mayor parte del dinero sale del municipio de Soacha.

Para el alcalde municipal, lo importante es la celeridad y buscar salidas que conlleven a empezar las obras lo más pronto, teniendo en cuenta que debe ser un hospital de tercer nivel.

La inversión del proyecto se acerca a los 54 mil millones de pesos, de los cuales el municipio aportará alrededor de 40 mil y el departamento 9 mil millones de pesos. El dinero faltante se está gestionando.