La deficiente prestación del servicio de agua y las obsoletas e insuficientes redes de alcantarillado con las que deben vivir los habitantes del barrio Primavera en el sector de La Veredita en la comuna dos de Soacha, están generando un alarmante problema de salubridad que amenaza especialmente a niños y adultos mayores.


Alcantarillado-Veredita-Soacha

Alcantarillado-Veredita-Soacha

Con el fin de identificar las problemáticas e inconvenientes que la ausencia de agua y alcantarillado han traído a los habitantes del sector de La Veredita, la Junta Administradora Local (JAL) de la comuna dos, en cabeza de Heliodoro Cantor, ha estado realizando recorridos y acompañamiento a las personas perjudicadas, quienes han manifestado a los líderes comunales la preocupante condición de insalubridad que deben vivir por la falta de redes de alcantarillado y acueducto.

“Estuvimos revisando con los líderes comunales y evidenciamos que varios predios no cuentan con servicio de agua; en cuanto a la red de aguas residuales, la comunidad cuenta apenas con redes de tres pulgadas, que al ser obsoletas e insuficientes ya están generando serios problemas en la salud de varios residentes del sector”, añadió Julián Romero, edil de la comuna dos.

La falla en estos servicios básicos tiene a los habitantes de la Primavera, entre otros barrios, haciendo varios viajes al día para poder obtener el preciado líquido, el cual deberían estar recibiendo a través de un sistema de acueducto eficiente y suficiente para la necesidad habida en La Veredita.

“La comunidad ha manifestado su disgusto, pues según los habitantes se han sentido olvidados por parte de las autoridades, por ese motivo estamos acompañándolos para ayudarlos a que visualicen sus problemáticas y necesidades, aún más teniendo en cuenta la antigüedad que ya representa este sector para el municipio”, agregó Rigoberto Romero, miembro de la JAL de la comuna dos.

Como resultado de la deficiente red de aguas residuales y alcantarillado, en la loma que comprende estos sectores está creciendo un foco de infección, el cual se extiende a través de un caño que va a dar a un charco en el que se están acumulando todos los residuos del insuficiente alcantarillado del que se valen los residentes de la zona.

“Sumado a esa problemática, con esa misma agua contaminada es con la que se están regando los espacios verdes, los árboles y plantas del sector, creando más focos de infección, los cuales también se prestan para aumentar la proliferación de las plagas como mosquitos y sancudos”, puntualizó Carlos Aguilera, edil de la comuna dos.

Los líderes de la comuna están asistiendo todos los fines de semana para estar al tanto del avance de las problemáticas del sector, así mismo ya están adelantando gestiones con el fin de invitar y citar a entidades y autoridades implicadas en la prestación de los servicios en mención. Conjuntamente buscan hallar solución al problema del cobro y falta de prestación del servicio de alumbrado público que ha perjudicado a esta comunidad desde sus inicios.