Desde la noche del pasado lunes cerca de 6000 personas residentes en esta urbanización permanecen sin este primordial servicio debido a que la empresa encargada de su prestación lo suspendió como consecuencia del no pago de las exorbitantes facturas que se estaban generando por su utilización.


elecciones-soacha-2018

elecciones-soacha-2018

El problema comenzó hace aproximadamente cuatro meses cuando dentro de la urbanización San Carlos se realizó la instalación (calificada de arbitraria por parte de la Administración y los vecinos del Conjunto) de 3 contadores de energía en algunos postes ubicados al interior de la vecindad, los cuales, además de generar molestias entre quienes habitan allí debido a su constante actividad, han propiciado el cobro desmedido del servicio de Alumbrado Público, que se ha visto reflejado en el monto registrado en los recibos de los últimos tres meses así: junio – 5’022.966, mayo – 3’340.730 y abril – 4’586.810.

“Esos tres nuevos contadores nos los instalaron casi que a la fuerza, antiguamente el servicio nos era suministrado vía subterránea y no sabemos ni entendemos las razones por las cuales vinieron a poner esos elementos, teniendo en cuenta que generan un promedio de $2’500.000 mensuales cada uno. Por supuesto al ver eso, el Administrador anterior, Hernando Corzo y todos los propietarios consideramos no pagar esas facturas, además nos vimos en la necesidad de interponer un Derecho de Petición a Codensa, Sociluz, la Dirección de Servicios Públicos de la Alcaldía Municipal y la Superintendencia de Servicios Públicos en Bogotá, a fin de intentar buscar una solución a este inconveniente”, explicó Libardo Ramos, Administrador de San Carlos.

Cabe recordar que el Municipio de Soacha tiene aprobada una Tasa Fija de $3.032 por el servicio de Alumbrado Público, monto que es cobrado mensualmente en las facturas que llegan a cada residencia. Teniendo en cuenta lo anterior, y para el caso particular de San Carlos, el Administrador del Conjunto manifiesta que allí se está cobrando cinco veces este rubro por los siguientes conceptos: cada bloque paga $3.032 en sus facturas por la luz que ilumina las escaleras, cada apartamento paga ese mismo precio en los recibos, además de eso también se está cobrando por las motobombas de los tanques y los ‘bombillitos’ que alumbran cada portería están facturando los mismos $3.032.

“A pesar de que presentamos ese Derecho de Petición no se ha podido solucionar nada, pensamos que iba a haber una respuesta, pero no fue así y por el contrario lo que hicieron fue quitarnos la Luz Pública, algo que ha hecho que estemos en un Caos más tremendo, causando con ello el peligro más grande porque ya han habido atracos, vandalismo, robos, vehículos a los que les han sustraído sus partes, ancianos que se han caído porque ya no ven para donde van e incluso accidentes, es una cuestión lamentable y no sabemos a quién responsabilizar, si al Municipio, a Codensa o a Sociluz. No habíamos tenido un inconveniente similar en 27 años que llevamos viviendo acá, sólo hasta hace cuatro meses desde que instalaron esos contadores”, agregó Ramos.

Los residentes del Conjunto aseguran que no están en capacidad de poder pagar los altos costos generados en las facturas, debido a que la totalidad son de estrato dos. Por este motivo fueron enfáticos en exigir soluciones por parte del Municipio y las dos empresas, que hasta ahora lo único que han hecho (según ellos) es enviarlos de un lado a otro (Codensa a Sociluz, Sociluz a Codensa y esta a la Alcaldía) sin que hasta el sol de hoy se haya resuelto nada haciendo caso omiso a todas las solicitudes que se han remitido (agregan).

“Son más de 1400 propietarios con sus respectivas familias, además de toda la gente que entra y sale de noche y los que van a trabajar en la madrugada, las personas que se ven afectadas. No tengo vigilantes suficientes, la Policía no me colabora y la verdad se nos está saliendo de las manos este impase”, concluyó el Administrador.

Periodismo Público indagará con las partes implicadas para tratar de esclarecer la situación que se presenta en San Carlos y procurar buscar una solución al inconveniente que ya lleva más de tres días.
Por ahora los habitantes de este Conjunto Residencial deberán seguir lidiando con la oscuridad en sus alrededores.