El comandante de la Policía de Tránsito de la capital, coronel Juan Francisco Peláez, anunció esta madrugada que el transporte en la ciudad presenta total normalidad y que hasta el momento no se han presentado bloqueos por parte de los taxistas.


Entre tanto, Danilo Hernández Gutiérrez, presidente de Fedetransporte, aseguró que la convocatoria de paro se realizó luego de que el gremio no llegó a un acuerdo con la Alcaldía de Bogotá sobre una reducción del 50% en los comparendos impuestos antes del 2006.

Al respecto, la secretaria de gobierno del Distrito, Olga Lucía Velásquez, dijo que después de concertadas las acciones no se llegó a un acuerdo, pero la Administración Distrital dejó claro que mantiene la voluntad política y administrativa para escuchar a los representantes sindicales, analizando los diferentes casos, “prueba de ello son los diferentes puntos consensuados durante los últimos días”.

“ Pese a que las Secretarías Distritales de Gobierno, Movilidad y el Ministerio de Transporte escucharon en varias reuniones a los representantes de la Federación Regional de Trabajadores de Transporte ‘Fedetransporte’, llegando a un consenso en todos los temas propuestos en la mesa de concertación, estos finalmente no suscribieron el acta, retirándose de la mesa como una reacción intransigente frente a la manifestación de la Administración Distrital de que en el acta no debían quedar las acciones que ellos implementan como sindicatos, así los representantes de Fedetransporte no quisieron firmar porque no se incluyó en el acta que esta organización sindical se declaraba en asamblea permanente, siendo esta una actividad de su fuero interno”, dijo Velásquez.

En cuanto al municipio de Soacha, los taxistas anunciaron que no se unirán al paro convocado en Bogotá, entre otras razones por las dificultades de movilidad que presenta la ciudad en algunos puntos como la autopista sur y en barrios que han sufrido la arremetida del invierno.