La falta de recursos y compromiso por parte de las entidades del orden departamental y nacional ha afectado a más de 40.000 víctimas desplazadas residentes en Soacha.

Durante la reinauguración de los servicios integrales del Centro Regional de Atención a Víctimas, el alcalde de Soacha, Juan Carlos Saldarriaga, hizo un llamado a las autoridades departamentales y Nacionales para atender dignamente a la población víctima y desplazada, que llega a la ciudad.

«¿Dónde está la plata para atender las víctimas que viven en Soacha? Sin recursos no podemos hacer milagros. Le pedimos al Gobierno Nacional que mire con misericordia a estas personas; aquí tenemos que darles atención en salud educación, alimentación, vivienda, y lo único que nos mandan es una ley para obligarnos a atender más de 40 mil víctimas. Así es imposible», enfatizó Saldarriaga.

Carlos Acevedo, quien hace parte de las 40 mil víctimas residentes en Soacha y es coordinador de la Mesa de Víctimas, agradece la labor de la administración municipal, pero reconoce que aún hace falta mucho trabajo para reinvindicar a todas las personas que han sido afectadas por la violencia en el país.

Por su parte, la administración municipal invirtió cerca de 200 millones de pesos para el Centro Regional de Atención a Víctimas (CRAV) y así, prestar a esta población atención psicosocial, asesoría jurídica, proyectos productivos y caracterización.

El horario de atención de este escenario es de lunes a viernes, de 7:00 a.m. a 4:00 p.m., donde los profesionales de la Secretaría de Desarrollo Social y Participación Comunitaria se encuentran a disposición para atender a la comunidad.