El pasado 11 de octubre se entregaron los premios de Periodismo Semana 2011 ‘El país desde las regiones’, un galardón que reconoce el trabajo de los comunicadores en los diferentes departamentos y municipios del país, en el cual Soacha logró un importante reconocimiento en la categoría de ‘Mejor Cubrimiento de Desaparición Forzada’.


Se trata de la crónica ‘Fábula de un niño con la mirada azul’, escrita por la Periodista Edith Sánchez y publicada en diciembre del año 2009 en el libro ‘Inventario de Asombros, Crónicas de Soacha’, un documento que es el resultado de una Pasantía otorgada a Sánchez por el Ministerio de Cultura, en el cual se recopilan las historias de vida escritas por un grupo de habitantes de Soacha que le apostaron a dejar un testimonio sobre la verdadera historia del Municipio, contada desde la voz de sus pobladores.

Sobre el trabajo ganador, vale la pena decir que en él se cuenta la historia de Fair Leonardo Porras, uno de los jóvenes asesinados por hombres de las Fuerzas Militares en los denominados ‘Falsos Positivos’, testimonio que es narrado directamente por Luz Marina Bernal, Madre de Fair Leonardo.

En diálogo con Periodismo Público.com, Sánchez habló acerca del premio, el significado que este tiene para Soacha y el propósito que se tiene para que a través de la crónica y el mismo libro se ayude a preservar la memoria para evitar el olvido y la impunidad:

Periodismo Público.com: Edith, ¿Cómo se logra este reconocimiento?

Edith Sánchez: Se logra como producto del esfuerzo, de la perseverancia y de la capacidad de soñar. La crónica ganadora hace parte del libro ‘Inventario de Asombros’ que fue publicado en el 2009 y reúne los trabajos de 10 escritores de Soacha y 4 de Bogotá. Pudimos hacer esa labor gracias al apoyo que nos brindó el Ministerio de Cultura y el Personero de Soacha de ese entonces, el Doctor Fernando Escobar, quien nos ofreció todas las condiciones para que pudiéramos llevar a buen puerto nuestro trabajo. Este año postulé una de mis crónicas al Premio de Periodismo Regional Semana-Petrobras 2011 y tuvimos la fortuna de ser los ganadores en la categoría de ‘Mejor cubrimiento de Desaparición Forzada’, por un texto que habla de los llamados ‘Falsos Positivos’.

PP.com: Teniendo en cuenta que es la primera vez que Soacha recibe un premio de este tipo, de acuerdo a tu experiencia en el Municipio y tras haber realizado la crónica, ¿Qué significado tiene este logro para el Municipio?

E.S: Este reconocimiento demuestra que en Soacha se pueden hacer cosas relevantes, no sólo para la misma ciudad sino para todo el país e incluso para el mundo. Es una prueba de que las alianzas sanas entre la Administración y la comunidad, de veras funcionan. Cuando hay un funcionario inteligente como Fernando Escobar, que presta su apoyo desde la Administración para llevar a cabo las iniciativas de la gente y cuando la gente se compromete a hacer las cosas bien, el resultado es algo como ‘Inventario de Asombros’, un trabajo que no deja de darnos satisfacciones y que sigue «asombrándonos».

PP.com: El propósito del Premio es resaltar la labor de los comunicadores que cuentan el día a día de las regiones, pero para tu caso particular se premió el trabajo realizado para dejar ver la otra cara del fenómeno de las Desapariciones Forzadas y recuperar la memoria histórica para evitar la impunidad, ¿’Fábula…’ puede ser un elemento que ayude a evitar el olvido y la impunidad?

E.S: Esa es mi gran esperanza, Colombia todavía no ha dimensionado lo que fue el fenómeno de los llamados ‘Falsos Positivos». Yo veo que el país aún no se ha dado cuenta de que lo ocurrido no sólo es una tragedia nacional, sino una tragedia para la humanidad, para el ser humano, por el sólo hecho de ser humanos. Te cuento que varias personas se acercaron a mí y me dijeron «Yo lloré con su crónica» y yo les contestaba «Pues me da pena, pero me alegra», porque el objetivo era ese: que nos duela. Que nos duela tanto a nosotros y a los que vienen, al punto de que no permitamos que eso vuelva a ocurrir jamás, ni en Colombia, ni en ninguna otra parte del mundo.

PP.com: Desde el momento mismo en que empezó el proceso que concluyó con la publicación de ‘Inventario de Asombros’, ¿cuál fue la motivación que tuviste para venir a trabajar al Municipio de Soacha?, ¿Por qué?

E.S: Te confieso que en realidad yo encontré mucho más de lo que fui a buscar. Al principio simplemente me sentía consternada por ese fenómeno y quería investigarlo de primera mano. Sentía gran admiración por el valor con el que Fernando Escobar denunció todo eso y mucha curiosidad por el grupo de las ‘Madres de Soacha’ que comenzaba a conformarse. Sin embargo, al llegar a Soacha, a la Personería de ese entonces, y comenzar a conocer a la gente, sus problemas, sus inquietudes, terminé pensando que Soacha es tal vez el lugar más noticioso de Colombia. Es una mina inagotable de historias. Y para ser sincera, no esperaba encontrar gente con tanta calidad humana, tan llena de esperanza y de voluntad para salir adelante. Por eso aún sigo interesada por todo lo que ocurre allí.

PP.com: Mucha gente en Soacha aún ignora el impacto de los mal llamados ‘Falsos Positivos’, algunos hasta justifican esas acciones, ¿qué les dirías a esas personas?

E.S: Ese es uno de los efectos del terror. En psicoanálisis hechos como los ‘Falsos Positivos’ se ubican en la categoría de «lo ominoso» o «lo siniestro». Freud (Sigmund) decía que lo siniestro se configura cuando lo familiar se convierte en algo monstruoso y esa es la lógica que se emplea en la Literatura para hacer historias de terror. En este caso, desgraciadamente, no estamos hablando de Literatura sino de hechos reales. Pero muchos no están preparados para mirar de frente esa realidad, porque los desborda intelectual o emocionalmente. Así como en la mitología quien mirara a los ojos a ‘La Medusa’ quedaba convertido en piedra, algunos temen mirar de frente ciertos fenómenos oscuros de nuestra realidad porque pueden inducirlos a esa parálisis de no saber qué hacer. Otros, también por miedo, inconscientemente intentan congraciarse con los monstruos de estas noches de Colombia; por eso, pese a que saben cómo es la realidad, prefieren justificarla, usando para ello argumentos vacíos y superficiales. Durante la época del Nazismo en Alemania también eran más los que justificaban a Hitler que quienes lo cuestionaban. Ese es el efecto del miedo. Yo simplemente le diría a todas esas personas que tratar de ignorar o minimizar los problemas graves de nuestra sociedad, sólo contribuye a acrecentarlos. Si esos monstruos siguen vivos, más tarde o más temprano, tocan a nuestra propia puerta.

PP.com: Bueno, ahora hablemos un poco de tu trayectoria

E.S: Es una trayectoria parabólica, como la de la mayoría de los periodistas. Sube y baja, baja y sube. Cuando va de caída se aprenden las lecciones. Cuando va de subida, se aplican y se toma fuerza para la siguiente bajada. Hoy uno puede hacer un excelente trabajo y mañana quién sabe. Sólo queda trabajar todos los días y no creerse el cuento de cualquier título que uno tenga colgado en la pared.

PP.com: Finalmente Edith, ¿existen posibilidades de abrir un ‘segundo capítulo’ del ‘Inventario de Asombros?, si es así, ¿cómo sería esta nueva publicación?

E.S: Eso sería extraordinario. El día de la premiación, Fernando y yo recibimos por ahí la oferta de imprimir una segunda edición del ‘Inventario de Asombros’, pero tú sabes que nosotros somos de los que aceptamos con gratitud lo que nos ofrecen, pero siempre queremos más para Soacha. Yo sueño con que podamos volver a tener un espacio para el taller de crónica y para que lo que se produzca ahí genere publicaciones. Mientras Fernando estuvo en la Personería estuvimos trabajando en el taller y, creo yo, sembrando las semillas para hacer no sólo crónicas, sino crónicas de una excelente calidad. El trabajo en el taller estaba alcanzando un nivel sumamente interesante. Pero cuando Fernando salió de la Personería el taller se acabó y todo se volvió muy incierto. El interés es volver a contar con ese espacio, pero en este momento es muy difícil saber qué va a suceder hacia adelante.

Anotación:

Este servidor se enorgullece en compartir con ustedes, cibernautas de Periodismo Público.com, la emoción y el reconocimiento obtenido con ‘Inventario de Asombros’, pues gracias a la vida también pude ser uno de los autores de esta maravillosa obra que nos permite recuperar nuestra identidad y nuestro orgullo como ‘Suachunos’. El trabajo que me permitió hacer parte del libro es ‘El Ocaso de la Almojábana’, una historia que con el mayor gusto comparto con ustedes, pues Soacha es de todos y para todos.

Agradezco de antemano a Edith por su confianza y sus valiosas enseñanzas, ella ha sido una de mis mentoras en el Periodismo, mi proyecto de vida y mi razón de ser.

A Fernando Escobar por apoyar el ‘Inventario de Asombros’ y contribuir para que este proyecto se hiciera una realidad, así como también a cada uno de los compañeros que vivimos la aventura de contar nuestra verdadera historia, esa que sólo los que amamos a Soacha conocemos, la misma que en otros lugares persisten en ignorar, la misma que nos hace seguir trabajando y luchar para dar a Soacha el lugar que se merece.

Y, por supuesto, gracias a ustedes por abrir un espacio en sus hogares, en sus vidas, en sus trabajos y en sus entornos, para contarles diariamente lo que sucede en nuestro hogar, Soacha.

PD: Comparto con un ustedes esta nota en la que se explica en detalle qué es ‘Inventario de Asombros’: 1761