Duro fue el cuestionamiento del alcalde de Soacha, Eleázar González, luego de escuchar las palabras del presidente Juan Manuel Santos quien dejó en duda el aporte de la nación para las fases dos y tres de Transmilenio en el municipio. El mandatario local advirtió que no responde por la reacción de los soachunos debido a la irresponsabilidad el gobierno nacional.


Las palabras de Santos fueron pronunciadas en una entrevista concedida a Caracol Radio en la tarde de este miércoles en donde aseguró que la difícil situación fiscal no ha permitido que la Nación se comprometa a desembolsar el dinero para la extensión de Transmilenio en Soacha, pues dijo que aún no saben a ciencia cierta la cantidad que deben aportar para la construcción de las fases II y III, que cuestan alrededor de $450.000 millones de pesos.

«Hemos hecho la inversión más grande de la historia, pero la situación fiscal no es la más holgada y todo depende de la forma de pago y cuándo tendríamos que aportar. Le dije al gobernador que entiendo la importancia de Transmilenio pero al mismo tiempo estamos comprometidos con el Metro y listos a que esa inversión se haga», dijo el presidente.

Pero contrario a su actitud con el municipio de Soacha, Santos fue generoso al hablar del tren ligero o Regiotram para Facatativá. Aseguró que la Nación tiene listo el dinero para la construcción y operación del proyecto férreo entre Bogotá y Cundinamarca.

Santos confirmó que tiene $1 billón de pesos que debe poner para la construcción y operación de este proyecto, que cuesta en total $5.6 billones y del cual Bogotá no debe poner un solo peso, pues Cundinamarca aportará otros $350.000 millones para completar el 30% que pone el Estado. El 70% restante le corresponde a los privados.

La actitud despectiva e inequitativa con Soacha molestó duramente al alcalde Eleázar González, quien dijo que el municipio no puede seguir siendo la cenicienta, ni del gobierno nacional ni del país entero.

“Quiero expresar de forma vehemente que me encuentro bastante condolido y preocupado por las declaraciones del señor presidente de la República, donde anuncia la entrega de recursos abundantes para otros sectores, pero abandona totalmente a Soacha. Entrega billones de pesos a otros sectores y para nuestra ciudad no hay 600 mil millones para las fases dos y tres de Transmilenio. Me da nostalgia que ni siquiera las migas de la mesa se las dejen a este municipio, pero ya nos cansamos de pedir limosna y de rogarles”, dijo el alcalde.

González aseguró que ha insistido para conseguir una audiencia con el presidente Santos, pero no se ha obtenido respuesta como si el municipio fuera de décima categoría.

“Por eso quiero decirle al señor presidente que tenga en cuenta a Soacha, que este municipio debe tener otra mirada y que necesitamos conformar una mesa de manera inmediata para mirar la problemática social de la ciudad, o de lo contrario responsabilizo al gobierno nacional de los posibles vejámenes sociales que se están presentando y se van a presentar hacia futuro, quiero expresar de esta manera a todos los soachunos mi sentimiento de compromiso con este municipio y el deseo de que Soacha no siga siendo la cenicienta de este contexto nacional”, replicó.

El mandatario reclamó la equidad contemplada en la Constitución Política. “Me pregunto dónde está la concurrencia, la complementariedad, la subsidiariedad y dónde se encuentra la corresponsabilidad, por eso quiero expresar con los términos más vehementes que a Soacha no la podemos seguir mirando de esta manera porque el problema social que estamos viviendo y que se agudiza día a día, es bastante notorio”, replicó.

El mandatario municipal le recordó al presidente que no es la primera vez que el Estado le “miente” a Soacha. “Quiero expresarle que así como hace alrededor de 5 años vino a prometer el Cazucable para Soacha, seamos hoy tajantemente responsables con la construcción de las fases dos y tres de Transmilenio. Hay que darle a Soacha lo que le corresponde, ya que el municipio ha respondido a la necesidad nacional de recibir a los desplazados, incluso el posconflicto que ya estamos manejando porque más de 55 mil víctimas están en nuestra ciudad”.

Finalmente, la Representante a la Cámara por Cundinamarca, Betty Zorro, también se pronunció frente al tema y cuestionó las palabras del presidente Santos:

“Lamentable para nuestro municipio que el Presidente Santos haya olvidado tan rápido la promesa de construir las fases 2 y 3 de Transmilenio, una de las necesidades más sentidas para la comunidad. No es posible que a la hora de invertir la indiferencia sea tan grande, cuando su interés también es muy grande a la hora de venir a pedir los votos en una ciudad de un gran caudal electoral. En mi calidad de Representante a la Cámara, nacida en Soacha, no comparto de ninguna manera que se desconozca el proyecto, que llevamos 20 años esperando que sea una realidad, pero además debo advertir que cada día la paciencia de la gente se agota frente a la falta de seriedad de los gobiernos que, periodo tras periodo, le hacen conejo a nuestro municipio con la inversión que este necesita para brindarle calidad de vida a una población que ha recogido y ha albergado desplazados, producto de la violencia y del desplazamiento económico”, concluyó.