La Corporación Ambiental Terra (Corpoterra), del municipio de Soacha, representó al municipio en el tercer encuentro de defensores de páramos llevado a cabo en la población de Tasco, departamento de Boyacá.


El objetivo general de este encuentro fue el de crear un espacio donde las organizaciones ambientales y sociales, autoridades del estado, ONG y comunidad en general, pudieran discutir problemáticas que se vienen presentando en los páramos ocasionadas por proyectos extractivos y de ampliación de la frontera agropecuaria, que implican la degradación ambiental y la ruptura del tejido social en estos lugares. Además se socializaron recientes pronunciamientos de la Corte Constitucional referente a la preservación y el cuidado de los páramos (sentencia C-035 de 2016) y así mismo se conocieron propuestas para crear actividades concretas que permitan implementar y ejecutar acciones ambientales en los diferentes territorios.

«Para nuestro municipio de Soacha fue muy importante el estar articulados, actualizados y pendientes de las ideas y propuestas emanadas por los demás habitantes de las zonas de páramo del país y las organizaciones socio ambientales que luchan por mantener, conservar y preservar los ecosistemas de alta montaña, incluidos sus habitantes, ya que nosotros también presentamos una importante superficie en la zona del páramo, más exactamente en las veredas Romeral, Alto dela Cabra y Hungría, zonas ubicadas a una altitud superior a los tres mil metros sobre el nivel del mar, que hacen parte del páramo Sumapaz, el más grande de Colombia y del mundo», expresó el Director de Corpoterra.

Soacha fue protagónico principalmente en la conformación de la Mesa de Trabajo Provisional Regional de páramo, que interlocutará con las instituciones que permitan generar diálogos y acuerdos en relación con las políticas que modifiquen el ordenamiento territorial, mientras se dan las condiciones, alimentación, articulación y enriquecimiento de otras regionales y organizaciones para conformar la Unidad Nacional en materia de defensa y protección de las zonas de páramos.

En cuanto a la delimitación de los páramos se consideró en conjunto que esta ha sido impuesta de forma unilateral sobre las comunidades, fragmentando la montaña andina para los intereses extractivos de empresas extractivas, la delimitación no contempla la participación comunitaria y menos reconoce sus formas de vida, un ejemplo claro es el páramo de Santurbán en donde se recortó el área para permitir la actividad extractiva de empresas transnacionales.

Algunas decisiones adoptadas por el colectivo durante este encuentro nacional hacen alusión a la propuesta de:

  • El reconocimiento de la integridad de la montaña, en donde se tengan en cuenta las relaciones existentes entre los diferentes biomas en los territorios de alta montaña como los nevados, el páramo y subpáramo, el bosque de niebla y los humedales .
  • El ordenamiento territorial también debe ser definido con las comunidades, de la mano con la elaboración de planes de vida comunitarios y participativos que a su vez generen acuerdos campesinos de cuidado y protección de los territorios. También se deben fomentar acuerdos de protección entre lo rural y lo urbano que reconozca las deudas de la ciudad con los territorios rurales y territorios esenciales para el ciclo hidrológico y que construyan una política pública de inversión social en educación, salud y agua en las poblaciones de la alta montaña.
  • Que el turismo comunitario sea diseñado, propuesto e implementado por las poblaciones propias de los territorios como una garantía de permanencia digna en ellos, aunado a una educación popular ambiental que construya conocimientos en la protección y defensa de la montaña andina.

Para el municipio de Soacha fue importante la participación de la Corporación Terra ya que se le propuso a los organizadores, ser la sede del próximo encuentro nacional de defensores de páramos junto a otros dos municipios, esto dependerá del apoyo logístico y presupuestal que se obtenga en su momento.