Con una solemne eucaristía presidida por Monseñor Daniel Caro, quien envió un mensaje de reflexión sobre los actos de violencia que atrapan a la sociedad, las autoridades departamentales, municipales y la sociedad civil recordaron a quien fuera uno de los agentes de policía más activos del municipio de Soacha.


Firma-convenio-interadministrativo-Findeter-alcaldía-Soacha

Firma-convenio-interadministrativo-Findeter-alcaldía-Soacha

Al cumplirse nueve días de su vil y repudiable asesinato, la sociedad civil, la Alcaldía Municipal de Soacha, la Notaría Segunda, entidades y organizaciones sociales, y grupos representativos de estudiantes de varios colegios del municipio, se reunieron en la Iglesia San Bernardino para rechazar todas las formas de violencia y recordar al agente de Policía Eulices Palomares Cruz.

Monseñor Daniel Caro, obispo de la Diócesis de Bosa y Soacha insistió en su reflexión eucarística, en la necesidad de interpretar las diferentes formas de violencia que golpean hoy al país. Invitó a hacer un análisis profundo sobre la actitud de cada ser humano desde su espacio y desde los actos mismos. “Vivimos en una sociedad llena de miedo, prevenida y tímida frente al comportamiento de unos pocos que son los que han desestabilizado la seguridad, pero lo grave del caso es que ya nos acostumbramos a este ambiente de zozobra”.

En la Eucaristía también se hizo presente el comandante del primer Distrito de Policía Soacha, coronel John Alejandro Murillo, quien elogió la labor del agente asesinado y destacó su actividad diaria en el municipio. “Agradezco estas manifestaciones de aprecio, respeto y cariño hacia un hombre que dignificó la profesión de Policía. Un hombre que demostró el amor y el cariño por la sociedad, por los ciudadanos y por los habitantes del municipio”.

Por su parte el alcalde de Soacha, José Ernesto Martínez Tarquino, destacó el mensaje central de la eucaristía e invitó a construir una paz a partir de los actos y comportamientos propios del ser humano, desde la familia misma, anteponiendo a Dios como ‘nuestra fuerza divina’:

“La paz no se consigue con los fusiles, con la represión; debe ser producto de la solidaridad, de la tolerancia, del respeto por los derechos de los demás, pero sobre todo en el marco de una sociedad incluyente, justa y democrática. La paz se reconstruye a partir del reconocimiento de los derechos económicos, sociales y culturales, es esa paz que proviene de la formación en principios, en valores desde nuestro hogar, pasando por nuestro colegio y siguiendo con el comportamiento frente a nuestra sociedad …

En este contexto, la trágica desaparición del agente Eulises nos trae a este lugar para una reflexión de compromiso, el cual debe partir de la familia misma como núcleo de la sociedad, cuánto quisiéramos que esta paz se consiguiera entre hijos, hermanos, amigos y se reflejara en el comportamiento del ser humano. Esta ciudad que ha sido golpeada durante mucho tiempo por fenómenos de violencia y hoy le rinde homenaje a quien simboliza los progresos que en materia de seguridad se han dado en el municipio, porque él entendió bien la filosofía y la política de la Institución Policía Nacional, que ha formado hombres para ser agentes de cambio, policías amigos de la sociedad, y personas que se acercan a su pueblo”, manifestó el mandatario municipal.

Asistió también el comandante de la Policía Cundinamarca, coronel Fabio Castañeda Mateus, quien lamentó la partida de uno de sus hombres más destacados del departamento, y dijo que Palomares dejó en la institución un legado de amor, paz, solidaridad, de inteligencia y educación. “Hay que construir paso a paso la convivencia y la seguridad ciudadana tan necesaria en nuestras ciudades y municipios para que desde los niños y desde los hogares, aprendamos a ser tolerantes, obedientes, a tener sabiduría, respeto y temor a Dios”.

Finalmente, el coronel Castañeda se comprometió a trabajar más y mejor desde la institución, y dijo que el mismo día del asesinato del patrullero se conformó un equipo investigativo con Fiscalía, unidades de inteligencia y policía judicial para esclarecer el crimen. “Bajo mi responsabilidad y con las autoridades del departamento estamos comprometidos a sacar adelante este caso, para que brille la verdad y no quede en la impunidad. Esperamos muy pronto tener los resultados que todos estamos esperando”, concluyó.