Con un operativo que duró cerca de siete horas, la Alcaldía de Soacha, en coordinación de la Secretaría de Gobierno, la Dirección de Apoyo a la Justicia, la Inspección de Policía y el acompañamiento de Personería Municipal y Policía Nacional, adelantó la recuperación de un sector en el barrio La Capilla en Cazucá que estaba invadido desde esta semana.


operativo-2.jpg

Durante el operativo, Marco García, director de Apoyo a la Justicia manifestó que “uno de los objetivos era proteger los derechos de los mismos ciudadanos, quienes de manera arbitraria desean ocupar estos terrenos, los cuales además ya fueron objeto de reubicación por parte de la Administración Municipal. Estas personas que vienen invadiendo desde el día martes de esta semana, ponen en riesgo los derechos fundamentales de los menores de edad y la de ellos mismos, la idea es proteger a los ciudadanos y estos terrenos que son del municipio, y así evitar una tragedia, previendo la próxima ola invernal por tratarse de un terreno de alto riesgo”, concluyó.

Por tal razón, la Alcaldía de Soacha informa a la ciudadanía que se inició a partir de la fecha los trámites policivos, administrativos y penales para detener la invasión de predios de carácter privado y público que se enmarca en la jurisdicción del municipio de Soacha, presuntamente por personas que abusando del principio constitucional de la buena fe, están promoviendo urbanizaciones ilegales y venta de terrenos en sectores donde no se puede desarrollar este tipo de proyectos urbanísticos como zonas de alto riesgo, reservas forestales y pasivos ambientales, entre otros.

Es así como la Administración Municipal hace un llamado a la comunidad en general, a fin de que eviten ser engañados por personas que están vendiendo dichos terrenos y promoviendo loteos de manera irregular, haciéndose la salvedad de que por encontrarnos en época de invierno, se solicita de manera inmediata abandonar las zonas de alto riesgo, obedeciendo que esas ventas de lotes no son permitidas para el desarrollo de asentamientos de urbanizaciones y por esta situación el municipio no se hace responsable de cualquier afectación que se pueda generar por desastres naturales.