De nuevo surge el tema de crear una región metropolitana que integre a los municipios de la Sabana y solucione el dolor de cabeza  que tiene la administración distrital en la forma como Bogotá está relacionada  con toda su zona circundante, precisamente porque hay una carencia de conectividad que se ha convertido en una deuda histórica de la capital con el departamento.

El pasado 19 de agosto se radicó el proyecto en el Congreso, cuya autora es  la representante a la Cámara, Juanita Goebertus. Consiste en crear una nueva figura de región metropolitana, en vez de área metropolitana, que no exige el paso de la consulta popular, y por último plantea la creación a nivel constitucional de un Concejo Metropolitano de la Sabana, “en donde van a tener participación todos los municipios, incluyendo a Bogotá y la Gobernación del departamento. Esa lógica gana-gana es lo que nos va a permitir en esta ocasión que seamos exitosos”, añadió la Representante.

Roberto Fuentes, candidato al Concejo de Soacha, intervino en la Audiencia Pública

Precisamente el miércoles de esta semana se realizó la Audiencia Pública sobre el proyecto de acto legislativo Región Metropolitana de la Sabana en la Comisión Primera de la Cámara, donde intervinieron, entre otros,  representantes por Cundinamarca, funcionarios de la Gobernación,  la Alcaldía de Bogotá, alcaldes de la sabana, y por Soacha estuvo el líder Roberto Fuentes, un joven candidato al concejo que ha venido proponiendo  la integración regional con la capital.

 “Queremos una integración regional, Soacha sola no va a poder solucionar la problemática social  que enfrenta, $365 mil millones de presupuesto no alcanza, por eso necesitamos una mano amiga, un socio aliado que nos ayude a solucionar todos estos problemas que tenemos y eso se hace con una  integración regional”, dijo Fuentes.

El joven candidato pidió a los representantes de  Cundinamarca que cada cuatro años hacen  campaña  en Soacha,  que empujen la iniciativa. “Primero les pido que nos ayuden a verificar cuántos soachunos somos,  que nos cuenten bien porque eso que hizo el Dane fue un robo para nosotros, teniendo en cuenta que  somos más de 1 millón de personas en el municipio,  y para la integración regional es importante que nos cuenten bien”, agregó.

Roberto Fuentes pidió  además  que se le dé una atención especial a Soacha para de cierto modo contrarrestar lo que ha hecho el gobierno nacional con la ciudad.

El  proyecto implica una reforma constitucional que tomará ocho debates. El siguiente paso es una ley orgánica que sería tramitada en la segunda mitad del 2020, y luego con el impulso de la bancada de Cundinamarca, sacarlo adelante. Es decir, esta figura podría comenzar a aplicarse en  el año 2021.