Ya son varios los hechos donde la comunidad atrapa a los ladrones, los golpea y los entrega a la Policía.

En diferentes partes del municipio de Soacha la inseguridad se ha disparado de manera alarmante, es por esto que las personas están promoviendo acciones propias  para poder cuidarse entre sí, ya que según comentan, la cuarentena ha hecho que se incrementen los  atracos y otros delitos.

Un ejemplo de inseguridad es lo que ocurre en Ciudad Verde, en el municipio de Soacha, donde las personas han impedido robos y atracos, y en un hecho reciente  golpearon a  un  ladrón. “Las personas ya se están cansando de tanta vaina, así pasó acá, pues los vecinos frustraron el robo, golpearon al ladrón y casi lo mandan sin ropa para la casa. El enojo de los habitantes al ver tanta inseguridad y poca acción de la policía ha hecho que busquen alternativas para evitar que los delincuentes sigan actuando”, comentó Oskar Guzmán, residente en Ciudad Verde y quien  presenció los hechos.

Ahora se convirtió en algo común que  las mismas personas eviten  los robos y tomen acciones propias porque se han venido cansando que todos los días  tengan que ver o sean víctimas de robos y acciones delincuenciales, y que ni siquiera en sus hogares puedan estar en paz, es por esto que se genera este impulso de defensa para evitar que ladrones y atracadores sigan haciendo daño.    

“En parte es bueno que las personas reaccionen de manera unida ante esta problemática, pues los delincuentes están aprovechando por ejemplo cuando ven a mujeres solas y personas de edad para robarlas, y esto ya se está saliendo de control, por eso es bueno que la comunidad se una para tratar de eliminar tanta delincuencia que tiene realmente azotada la zona”, comenta Yuliana Barón, residente de Ciudad Verde.  

Y es que tanto hecho de  inseguridad está cansando a las personas y obligándolas a buscar desde sus propios medios diferentes alternativas de defensa como cuadrantes de cuidado en sus  barrios como mecanismo de defensa, grupos de patrullajes nocturnos, alarmas comunitarias o estar alertas en caso de cualquier problema para defender a las personas y detener a los ladrones.

La poca efectividad de la Policía y de la misma Justicia  ha llevado a que las personas se organicen, se armen y actúen contra la delincuencia para defenderse. Si bien desde el Estado se insiste en no tomar acciones propias ni golpear a los ladrones, en algunos sectores no hay otra alternativa porque las autoridades no actúan.

“Si no vemos  efectividad de las autoridades, seguiremos  buscando estrategias para  prevenir los robos porque debemos cuidar a nuestras familias y a la comunidad”, concluyó un líder de Ciudad Verde.

Por Natalia Soto Parra