Andrea, una enfermera que reside en Hogares Soacha, fue víctima de dos delincuentes en moto. Asegura que son venezolanos y que la arrastraron por quitarle el bolso.

 Lo que afirma la víctima es que el jueves pasado llegó tarde de la noche porque tuvo turno hasta las 10:00 p.m., aunque dijo que no es la primera vez que le toca quedarse hasta esa hora. “Me bajé cerca del Danubio y tenía que caminar como tres cuadras, aunque no se veía tan solo, pero ya llegando apareció una moto con dos tipos y me atracaron. El parrillero me encañonó con un arma y de una agarró el bolso y me dijo que se lo diera”, sostuvo.

La víctima contó que su reacción fue gritar y aferrarse al bolso, aunque dice que solo tenía el celular, 30 mil pesos y cosméticos, porque los documentos los llevaba en el jean. “No entiendo por qué, a pesar de que el tipo me apuntó con un arma, me cogí del bolso para no soltarlo, fue mi reacción, pero igual me lo quitaron y se llevaron lo que había ahí, incluso me arrastraron como dos metros, son unos desgraciados”, aseguró.

Andrea dijo que en el sector había mas gente, pero que ninguno la defendió, aunque entiende que los sujetos estaban armados y significaba un riesgo intervenir.

Este caso se suma a los muchos que se presentan a diario en Soacha, en donde los ciudadanos son víctimas de los delincuentes. De nuevo se hace un llamado a la Policía para que controle el hurto callejero, que es un flagelo que ha crecido y al que las autoridades poca atención le prestan.