El movimiento bandístico de Cundinamarca obtuvo un logro más. La Banda Musical Municipal de Sopó, que representó al departamento en el XXV Encuentro Nacional de Bandas Estudiantiles Musicales, que se realizó el pasado puente festivo en La Vega, resultó vencedora.


La agrupación alcanzó además el premio a la Mejor Interpretación de la Obra Obligatoria, y su director, el maestro Harold Giovanni Abril Vargas, fue catalogado como el mejor de la competencia.

El jurado calificador, encargado de evaluar a las doce bandas musicales participantes, estuvo integrado por los maestros Juan Carlos Marulanda López, Néstor Uriel Rojas Melo y Louis Tillet.

Cabe destacar que el segundo lugar del certamen, en la clasificación general, lo obtuvo la Banda Sinfónica Estudiantil Ciudad Bolívar. El tercero fue para la Banda Sinfónica Juvenil 20 de septiembre de Puerres Nariño. Y se otorgó un reconocimiento al cuarto puesto ocupado por la Banda Sinfónica del Instituto Universitario de Caldas.

Otros reconocimientos entregados fueron:

Mejor Interpretación Obra Obligatoria: trofeo y $ 800.000. Banda Sinfónica Juvenil del Municipio de Sopó.

Mejor Intérprete Instrumentista del Encuentro: trofeo y $ 800.000. Trompetista de la Banda Sinfónica Juvenil del Municipio de Balboa, que interpretó el solo en la obra “La Virgen de la Macarena”.

Mejor Director del Encuentro: trofeo y $ 1.000.000. Harold Giovanni Abril Vargas – Banda Sinfónica Juvenil del Municipio de Sopó.

Este encuentro nacional, avalado y apoyado por el Instituto Departamental de Cultura y Turismo de Cundinamarca, rindió un homenaje al Maestro fusagasugueño Néstor Julio Herrera Ladino, músico, compositor, arreglista y director de banda.