Suacha, un presente difícil, ¿pero hay un futuro?

Radiografía de la actividad minera en el municipio de Suacha, ¿qué futuro le impone esta actividad al territorio del Dios Varón y a sus futuras generaciones?. Primeros resultados de la investigación emprendida por la Red Juvenil de Suacha y el Movimiento Ambiental Caminando el Territorio.


Hace ya casi un mes la Red Juvenil de Suacha y el Movimiento Ambiental Caminando el Territorio, en el marco de la audiencia pública “Conflictos Sociales y Ambientales de la Actividad Minera en Espacios Urbanos y Rurales: Algunos casos de Bogotá y el Altiplano Cundiboyacense”, convocada por el Representante a la Cámara Alirio Uribe, presentaron la ponencia “Gestión y Daño Ambiental de la Minería en el Municipio de Suacha”. Resultado del proceso educativo e investigativo de caminar el territorio y la palabra que por más de dos años estos jóvenes críticos y activos vienen desarrollando en el municipio y de la revisión y análisis juicioso de información requerida y suministrada por entidades y autoridades nacionales, regionales y locales que tienen velas en el asunto de la minería en Suacha.

Hace algo más de un año estas organizaciones juveniles han venido acompañando a la comunidad de la vereda San Jorge, en el corregimiento Uno, en el proceso de defensa territorial frente a la actividad minería que amenaza con destruir el páramo y la cultura campesina de este territorio. Hoy la multinacional suiza Trenaco que con sus retroexcavadoras y volquetas aniquilaba la biodiversidad y el agua de San Jorge y condenaba al destierro a sus habitantes, con la mirada cómplice y pasiva de las autoridades locales y regionales, se encuentra suspendida por disposición del Tribunal Superior de Cundinamarca y por el ejercicio de movilización y protesta de campesinos y jóvenes.

Este proceso de resistencia comunitaria, sensato y noble ha encontrado en el camino importantes aliados, gente seria, consciente y doliente que solidariamente ha querido colaborar en esta lucha: gente suachuna, jóvenes principalmente, externos al proceso de la Red Juvenil, procesos similares de carácter local, regional e incluso nacional, académicos y hasta personalidades de la política nacional, como el Representante a la Cámara Alirio Uribe, quien viene colaborando y motivando a estos colectivos a indagar, escudriñar e ir más allá en el conocimiento de la dinámica minera del municipio de Suacha, desde todos sus ámbitos y en toda su extensión territorial.

El llamado de los campesinos de San Jorge y todo el trabajo y esfuerzo desde entonces desplegado por salvar a este territorio de la minería, además de dejar una profunda alegría y satisfacción en el corazón de la Red Juvenil de Suacha, de Caminando el Territorio y de muchos jóvenes más, que no se borrará nunca; nos ha obligado a preguntarnos por el futuro de Suacha, por nuestro futuro y el destino que la actividad minera le impone a los jóvenes y a las futuras generaciones del territorio del Dios Varón.

Pensando en los jóvenes que añoramos aquella Suacha, con U, de valles xerofíticos y humedales, de montañas besadas intensamente por la diosa niebla, gobernadas por frailejones y águilas, donde las aguas y en algún momento el majestuoso río Suacha discurrían libres y se entregaban bondadosos a esos hombres y mujeres que todavía es la hora y desenterramos, que todavía es la hora y vemos las marcas de sus dedos.
Pensando en todo ello, es que hemos emprendido esta investigación, pensando en todo ello, es que hemos llegado al Congreso de la República a denunciar el grave daño, el mal manejo e insuficiente control de la actividad minera en el municipio de Suacha. Para que se empiece a pensar en el territorio futuro de los niños, los adolescentes y jóvenes del municipio, para que se empiece a construir un municipio al servicio de la felicidad y buen vivir de sus futuros habitantes y no sólo en función del lucro individual de unos pocos.

A continuación las principales conclusiones del proceso investigativo sobre la actividad minera en el municipio de Suacha, adelantado por la Red Juvenil de Suacha y el Movimiento Ambiental Caminado el Territorio:

1. Según la información suministrada por la Agencia Nacional Minera (ANM) actualizada a fecha de 21 de septiembre de 2015, en el municipio de Suacha hay 66 títulos mineros vigentes en ejecución, estos títulos representan 3.621,23 ha, teniendo en cuenta que el municipio tiene un extensión total de 18.999 ha (según información oficial), es decir, el 19% del territorio de Suacha está concesionado a la minería.

2. A pesar de que la minería que se hace en el municipio, la de materiales de construcción, es una minería necesaria, según algunos expertos hay lugares que por su importancia ecológica y arqueológica y por su vulnerabilidad social, deben estar vedados incluso para este tipo de minería. Como las zonas urbanas y los ecosistemas con un gran valor en biodiversidad y claves en el ciclo hídrico como los páramos y el bosque alto-andino.

3. El corregimiento Uno, un territorio muy atractivo paisajísticamente, con un enorme potencial hídrico, donde se encuentra el páramo de Suacha y otros ecosistemas que albergan gran biodiversidad y prestan innumerables funciones a los suachunos, donde nace y serpentea el ecosistema más importante de la estructura ecológica del municipio, el río Suacha, y donde todavía se resiste a desaparecer la cultura campesina a punta de la siembra de papa, alverja y fresa principalmente; es el área más gravemente afectada por la minería de materiales de construcción a cielo abierto, el 89,5% de la actividad minera se concentra en este corregimiento.

4. Según información de la alcaldía municipal en este momento se registran 8 frentes de explotación que no cuentan con título minero, adicionalmente dentro de los 66 títulos mineros vigentes hay quince que se encuentra vencidos, es decir que según la información oficial la minería ilegal en el municipio es del 30%.

5. En cuanto a la autorización ambiental, según la información allegada por la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR) y la Alcaldía Local, entre el 70 y el 82 por ciento de los títulos mineros en Suacha no cuentan con licencia ambiental.

6. Los procedimientos de seguimiento y control ambiental ejercidos por la Alcaldía Local a la actividad minera, resultan inútiles ya que en la mayoría de ellos, no se realiza un ejercicio juicioso de evaluación del nivel de cumplimiento del plan de manejo ambiental y de los impactos sociales y ecológicos producidos. La mayoría de los informes se limita a establecer si hay o no actividad minera, pero es nula la evaluación ambiental.

7. Según la información suministrada por la agencia nacional minera (ANM) actualizada a fecha de 21 de septiembre de 2015, en el municipio de Suacha hay 56 títulos mineros en proceso de solicitud vigente en curso. Si todas estas solicitudes se hacen efectivas, más los títulos vigentes, en total habrían 122 títulos mineros en Suacha (tal vez el municipio con más títulos mineros por lo menos en Cundinamarca), los cuales representarían 7.453,75 ha, es decir que el 40% del municipio de Suacha en pocos años será una cantera a cielo abierto. El área destinada a la minería será equivalente a mucho más del doble de su actual área urbana.

8. Un hallazgo realmente preocupante, que ya se encuentra en manos de las autoridades competentes, resultado del ejercicio de revisión juiciosa de la información allegada por las entidades requeridas, encontró que en dos de los títulos mineros vigentes en el municipio, el BK9-141 y el 17041, los titulares tienen los mismos apellidos de la persona que dirige la oficina ambiental de la Alcaldía Municipal. De comprobarse este hallazgo, sin duda habría una clara violación a los principios de transparencia e imparcialidad que deben regir en un funcionario público, sería una falta moral grave de la alcaldía municipal, ya que sus funcionarios se deben a los ciudadanos y no a intereses particulares y privados y sería una de las razones de la evidente omisión, inacción y falta de rigurosidad en el control de la actividad minera por parte de la autoridad local. Además hay otros títulos vigentes en los que los titulares tienen uno u otro apellido de esta persona (AD7-111, CHG-156, 15087,15558, 21094).

9. En cuanto al daño ambiental de la actividad minera en el municipio, el 60% de esta ha afectado bosques nativos, el 66% acuíferos, el 22% manantiales y el 12% corrientes superficiales.

La Red Juvenil de Suacha y Caminando el Territorio, continuarán con este ejercicio investigativo, continuarán requiriendo a las autoridades y entidades competentes y seguirán visibilizando y compartiendo esta información. La información aquí dispuesta es información oficial que hicieron llegar las entidades requeridas entre mayo y julio de 2015 y está disponible para cualquier ciudadano (escribiendo al correo: caminandoelterritorio@hotmail.com o al Facebook: Movimiento Ambiental Caminando el Territorio).

Movimiento Ambiental Caminando el Territorio y Red Juvenil de Suacha.

cargando...