La Ley 1171 de 2007, que definió la obligación de establecer una tarifa diferencial en el servicio público a estudiantes, adultos mayores y población discapacitada, parece que entrará en vigencia.


El Gobierno de la Ciudad, por intermedio del Gerente de Transmilenio Fernando Páez, anunció que está dispuesto a analizar la implantación de la tarifa diferencial en el transporte público para estudiantes, personas en condición de discapacidad y adultos mayores de 62 años.
Se pretende dar cumplimiento a la Ley 1171 de 2007, que definió la obligación de establecer una tarifa diferencial en el servicio público de transporte masivo para los mencionados sectores poblacionales.
El anuncio lo hizo Páez durante una reunión de concertación realizada con la bancada del Polo Democrático Alternativo en el Concejo de Bogotá y que además contó con la presencia de representantes de la sociedad civil, así como de delegados de las Secretarías de Hacienda, Educación, Integración Social y Movilidad.

Esta instancia busca estudiar conjuntamente los obstáculos y posibilidades que un proyecto de tal envergadura, tendría para la ciudad. Páez anunció además que el tema fue consultado con el Alcalde Mayor, Samuel Moreno, quien señaló que “una política pública como esta, es requerida por la ciudad, la cual beneficiaría las economías familiares, por los descuentos que estudiantes, personas en condición de discapacidad y adultos mayores de 62 años tendrían para su movilidad.”

La próxima semana se reunirá una mesa técnica con representantes de todas las instituciones y organizaciones sociales. Fernando Páez dijo que espera que antes de ocho meses, cuando empiece a operar el Sistema Integrado de Transporte Público, se tenga definido este asunto.

Fuente: Radio Santa Fe